Fue la última sesión del sojero en el Congreso.

En su último día de sesión el representante de Salta en el Congreso nacional volvió a dar la nota.  Como buen figureti se sacó una selfie antes que comenzara la sesión asegurando que era el único presente, sin embargo después se retiró para participar de un programa de televisión porteña. A pesar que Olmedo se pasó haciendo gala de su frase copiada por progres “prueben trabajando” su labor parlamentaria deja mucho que desear. Demostró ser una máquina de plagiarse a sí mismo.

 

Olmedo llegó a los 69 proyectos en 2018. En uno de ley pretendió suspender las PASO.  Situación que sus pares salteños también copiaron.

Muchos de los otros proyectos son los ya conocidos por todos: servicio militar obligatorio, castración a los violadores, etc.

Y como nacionaliza su labor también presentó un proyecto para declarar monumento histórico nacional al vía crucis de la localidad de Villa de la Quebrada, departamento Belgrano, provincia de San Luis.

Olmedo fue el fiel representante de los antiderechos salteños y se opuso constantemente a la defensa de los derechos de mujeres y de la diversidad. Por esto fue reconocido internacionalmente. Ojalá no vuelva nunca más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here