El impuesto a los multimillonarios de la Argentina parece que salió con luz verde de Balcarce 50 en dirección a Diputados, a la par que cobra fuerza la discusión en torno a que el aporte de dinero estatal reciba como contrapartida una porción de las acciones en cada compañía privada. El planteo realizado por la diputada nacional Fernanda Vallejos, de alguna manera le permitió a Casa Rosada ponerse a cubierto de la lluvia de cuestionamientos que cayó sobre la gestión, luego de conocerse la asistencia financiera a los conglomerados más poderosos.
Este jueves, la propia legisladora y economista aclaró que su iniciativa está orientada “a los grupos que cotizan en Bolsa”. En cambio, excluía a que “las PYMES que lograron sobrevivir a la tragedia macrista (más de 20.000 quedaron en el camino en esos 4 años), merecen todo el apoyo del Estado, son las que más trabajo generan y no aparecen, recurrentemente, fugando capitales”, publicó Vallejos en su cuenta en Twitter.
En tanto, Javier Madanes Quintanilla, ejecutivo de Aluar y de FATE, se mostró proclive a discutir participación estatal en compañías asistidas con los ATP que permiten atravesar la cuarentena. El grupo empresario ya cuenta con un 9,35% del paquete accionario que el Estado tiene en el universo corporativo, luego de la capitalización dispuesta en tiempos en que Amado Boudou era ministro de Economía y concibió esta modalidad para ser manejada por ANSES.
Madanes Quintanilla afirmó este miércoles en una entrevista con el portal Letra P que no le “resulta incómodo la presencia del Estado dentro de la actividad privada es porque hoy nos encontramos en la coyuntura de la subsistencia de muchos sectores dentro de la economía argentina”. De todas maneras, el mega empresario también aprovechó esta salida a la prensa para plantear entre los temas de fondo una “reforma” laboral, enfocada hacia el final de la pandemia.
La propuesta hecha por Vallejos, sacando las municiones lanzadas por economistas ortodoxos y medios pautados publicitariamente por las grandes empresas, fue uno de los temas que se discutió durante la semana. Un poco menos, cuando se conoció el plan de la Unión Europea, tendiente a plasmar en sendos desembarcos estatales en firmas privadas el auxilio financiero estatal. Por caso, el gobierno alemán anunció avances en tal dirección en cuanto a la compañía aérea Lufthansa, pronta a un procedimiento para estatizarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here