Según una encuesta publicada por Management & Fit, el 56% de los argentinos está preocupado por las consecuencias económicas de una segunda ola, pero el 60% estaría de acuerdo con que se tomen medidas restrictivas. 

 

Una encuesta realizada en todo el país por la consultora Management & Fit arrojó resultados llamativos de cara a la segunda ola que, según la ministra de Salud Carla Vizzotti, «ya es un hecho» en Argentina. Si bien la principal preocupación de los argentinos en torno a la crisis sanitaria son las consecuencias económicas (55,9%), estos valores tienden a achicarse a medida que aumentan los casos.

En contrapartida, la preocupación por contraer la enfermedad (31,3%) crece a medida que empeora la situación epidemiológica. De allí que, en el lapso de un mes, la intranquilidad derivada de la posibilidad de enfermarse haya crecido casi tres puntos porcentuales.

En otro apartado del informe, se indica que al menos 6 de cada 10 argentinos estaría de acuerdo con que el gobierno tome medidas restrictivas en caso de un rebrote. Un 39,3% aseguró estar «muy dispuesto» a enfrentar un nuevo confinamiento, mientras que un 19,9% se declaró «algo dispuesto». Finalmente, el 36% de los encuestados se manifestó abiertamente «en contra».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here