Distintas organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas, entre ellas el Frente de Izquierda Unidad, convocan a movilizarse este lunes desde la plaza 9 de Julio a la sede del Consulado boliviano a las 17hs.

Distintas organizaciones como Familiares de Detenidos Desaparecidos en la Red por los Derechos Humanos, la FOB, el FOL, PRML-CUBa-MTR, el MST, PO, Tendenica del PO y el PTS convocan a movilizarse, como en otros lugares del país, a la sede del Consulado de Bolivia, ubicado en la calle Mariano Boedo 54.

El Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad realizará un acto hoy a las 11hs. en las puertas del consulado de Bolivia. A través de un comunicado señalaron:

Con la renuncia de Evo Morales -a pedido de las FFAA, el alto mando policial y toda la oposición política boliviana- se consuma un golpe de Estado en Bolivia. La asonada golpista, de rasgos fascistizantes, tuvo un salto con la deslegitimación, por parte de la OEA, del proceso electoral que tuvo lugar el 20 de octubre pasado. El intento de otorgarle un barniz democrático al golpe no soporte el menor análisis, porque el golpe se consuma luego de que Evo Morales obtuviera el primer lugar en las recientes elecciones y de que accediera, luego, al reclamo amañado de que se realicen nuevas elecciones.

La ofensiva golpista cuenta con el apoyo de los gobiernos latinoamericanos que integran el Grupo de Lima y el imperialismo yanqui. Pretenden, de esta manera, asestarle un revés a las movilizaciones y rebeliones que protagonizan los pueblos latinoamericanos contra los planes de austeridad de los distintos gobiernos. En definitiva, la asonada golpista en Bolivia se inscribe como parte de una estrategia contrarrevolucionaria de las burguesías latinoamericanas y el imperialismo.

La renuncia de Evo Morales para “evitar la violencia” representa una capitulación política que sólo traerá más ataques y represiones contra las masas. Esta capitulación, había sido precedida por una política de contemporización con la OEA y la derecha, la que sólo terminó de darle aire y tiempo a la ofensiva golpista. Evo prefirió renunciar en vez de apelar a la movilización de las masas obreras y campesinas, porque eso amenazaba los intereses capitalista para los cuales el propio Evo gobernó a lo largo de sus sucesivos mandatos.

La derrota del golpe es una tarea que ha quedado enteramente reservada a la acción de los obreros y campesinos bolivianos. Llamamos a todos los pueblos de América Latina a movilizarse para derrotar el golpe en Bolivia y por el triunfo de las rebeliones populares en Chile, Ecuador y en todo el continente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here