Nadie quiere laburar con Bettina Romero.

Como un mal DT, la intendenta Bettina Romero cambia de jugadores, cambia esquemas y sigue sin encontrar un equipo que le funcione.

Esta vez el que se fue por motus propio fue el contador Rodolfo Paz Moya. Se despidió por WhatsApp de los empleados de la Agencia de Recaudación Municipal que lo acompañaron en su tarea como director Ejecutivo. Les anunció que renunciaba y que vuelve a un puesto de planta en el gobierno provincial.
Varios empleados coincidieron en que la salida de Paz Moya es un pérdida y elogiaron el texto del contador.

Bettina pierde un gran jugador. Ha perdido decenas, en un poco más de un año de gestión. Una gran parte se fue porque no la soportaba, porque no podían trabajar bien ni en paz.
En el fútbol, si un equipo ya cambió todos los jugadores y probó todos los esquemas y sigue sin funcionar, entonces se busca otro DT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here