Segundo strike para la ministra de Salud, que intentó amordazar la información.

Josefina Medrano no da pie con bola. Ayer se hizo viral un memorándum súpersecreto para tratar de amedrentar a profesionales médicos. La idea era cortar con la circulación de información pública.
La mordaza no duró mucho. Apenas fue conocido por todos el plan súper secreto (entre otras cosas se hizo conocido porque Medrano lo repartió en papel, con su nombre y apellido y su firma, en todas las dependencias) el gobierno tomó distancia del hecho.
Una vez más (como sucedió con el tema protocolo de aborto), Sáenz le hace pasar vergüenza a la ministra: ahora dejando sin efecto el memorándum.
Además, hubo una puesta en escena: una fotito con Matías Posadas poniendo cara de enojada y de mirá cómo te reto, mientras Medrano pone cara de alumna porra.

“Ante las interpretaciones suscitadas en relación a la difusión de la información interna del Ministerio de Salud Pública, la ministra Josefina Medrano explicó que el espíritu del Memorándum 08/20 tenía la finalidad de resguardar la transparencia, cierta y correcta de la misma. Atento a las mencionadas interpretaciones y considerando la necesidad de aclarar las mismas el Gobernador pidió dar la baja a ese instrumento”, dice el parte oficial.
“Cabe destacar que el instrumento era una herramienta interna que ayuda al manejo responsable y legítimo de los datos que surgen en el Ministerio de Salud a fin de garantizar el derecho al acceso público de la información de manera certera”, indicó Medrano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here