Estados Unidos

Este miércoles cerró con un registro de 1.521 nuevos fallecimientos, más del doble de los 691 del día anterior. Con un total de 100.396, de acuerdo al último conteo de la universidad Johns Hopkins. Sin dudas, la cifra de mayor nivel mundial, triplicando los 37.500 reportados por el Reino Unido, segundo en el triste ranking. La cantidad de contagios, se acerca a los 1,7 millones. También es la más alta del mundo y cuadruplica los casi 400.000 reportados por Brasil, nuevo epicentro de la pandemia. La pandemia más letal en la historia del país fue la gripe de 1918, en la que aproximadamente 675.000 estadounidenses perdieron la vida.

La primera muerte reconocida por el gobierno federal tuvo lugar el 26 de febrero (meses después, autoridades sanitarias de California confirmaron una el 6 de ese mes). Durante dos meses la curva vio un crecimiento exponencial: el 26 de marzo, la cifra ascendía a 1.195, y un mes después a 54.856. Desde entonces, y con la imposición de medidas de aislamiento y distanciamiento social en la mayoría de los estados, la cantidad de decesos entró en una meseta de entre 1000 y 2000 y en los últimos días entró en un claro descenso, la cifra de ayer pone en duda la tendencia.

Nueva York, el territorio más golpeado por la pandemia (375.000 casos y más de 29.500 muertes) registra las cifras más bajas desde marzo. Chicago y Los Ángeles se mantuvieron en niveles altos. Y estados como Arkansas, Carolina del Norte y Wisconsin mostraron una suba considerable en las cifras. Seguramente debido a que cientos de personas se juntaron a beber cócteles bajo el sol en una piscina de Misuri en el último fin de semana, pese a la preocupación por la pandemia de coronavirus.

Lo cierto es que las cifras han superado con creces los cálculos más optimistas que hizo el presidente Donald Trump, de entre 50.000 y 60.000 fallecidos. En tanto, el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, indicó en su última proyección que la cantidad de muertes en Estados Unidos a causa del coronavirus llegará a 147.000 para el 4 de agosto.

Brasil 

En el reporte oficial de ayer figuran 1086 nuevos fallecimientos por coronavirus. Elevando el total de decesos por COVID-19 a 25.598. El balance de infectados, en tanto, ascendió a 411.821, tras registrar 20.599 nuevos casos. Del total de contagiados, 166.647 se recuperaron, mientras que 219.576 siguen en tratamiento, de acuerdo a lo indicado por las autoridades sanitarias.

San Pablo sigue siendo el estado más afectado con 89.483 casos y 6.712 muertes. Le siguen Río de Janeiro, con 42.398 infectados y 4.605, Ceará (37.275 y 2.671), y Amazonas (33.508 y 1.891). A nivel mundial, Brasil se mantiene como el segundo país más afectado, detrás de Estados Unidos.

Pese a ser uno de los estados más golpeados, el gobernador de San Pablo, Joao Doria, anunció este miércoles la reapertura gradual de la economía en algunas regiones a partir del 1 junio.  Las primeras medidas de restricción de la circulación de personas en San Pablo fueron adoptadas el pasado 24 de marzo, un mes después de que se detectara el primer caso en Brasil, y fueron prorrogadas sucesivamente. Pese a que el Gobierno regional barajó relajarlas a partir del 11 de mayo, Doria decidió a comienzos de este mes prolongar la cuarentena tras reconocer la gravedad de la crisis sanitaria en el estado, donde viven 46 millones de habitantes. La reapertura se dividirá ahora en 5 fases y se producirá en aquellas regiones del estado en las que se registre una reducción consistente del número de casos y cuenten con camas disponibles en los hospitales públicos y privados. A pesar de ello, Jair Bolsonaro, considera que las cuarentenas atentan contra la economía, mientras que la mayoría de los 27 gobernadores están a favor de medidas de confinamiento para preservar la capacidad del sistema público de salud.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here