La comunidad wichí de Misión Chaqueña sigue a la espera de respuestas por parte del ministro de Infraestructura. Se trata de un proyecto de cañería que beneficiaría a 5000 familias. 

 

A comienzos de 2020 los hechos graves de desnutrición y deshidratación llevaron a que la administración provincial decretara la emergencia sociosanitaria en tres departamentos del norte: Orán, San Martín y Rivadavia. En ese marco, además de asistencia a las comunidades a través de módulos alimentarios, se anunciaron obras importantes de salud y saneamiento.

Entre ellas se encontraba la nueva red de distribución de agua para la comunidad de Misión Chaqueña. El proyecto es de vital importancia, dado que las más de 5000 personas que habitan en la Misión, hoy se abastecen mayoritariamente de las bombas potabilizadoras del Ejército Argentino.

En la comunidad hay una bomba instalada por misioneros anglicanos en 1973 para el cultivo, pero que actualmente es insuficiente para el abastecimiento de la comunidad. Además, el número de habitantes creció desde entonces y muchas familias no lograron acceder nunca al agua potable.

«(El ministro de Infraestructura) Camacho nunca se reunió con ningún representante de Misión Chaqueña, no lo conocemos personalmente. No se cuándo se ejecutará la obra, siempre se pusieron excusas. Ya pasó casi un año, ahora en mayo se cumplen 12 meses, así que seguimos a la espera», destacó Omar Gutiérrez de Misión Chaqueña.

Por otro lado también informó que en el paraje Pozo Hondo, reclaman por agua desde hace semanas porque una de las bombas que extraía el líquido de la tierra se descompuso. «En Pozo Hondo están sin agua desde hace dos meses. Se quemó el motor que sacaba el agua y el panel solar no funciona«, manifestó Gutiérrez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here