La medida fue anunciada por el gobernador Gerardo Morales, en la apertura de sesiones ordinarias.

La negra Vernaci diría que es como pagar para ir a otro país. Pero lo cierto es que la pandemia cambia todas las reglas. Y cuando está en juego la supervivencia de miles de argentinos, se puede entender la medida drástica anunciada ayer por el gobernador Gerardo Morales.
En el marco de la inauguración de un nuevo período de sesiones ordinarias en Jujuy, el funcionario dijo que las personas que quieran ingresar a la provincia deberán realizarse un test y que tendrán que pagar por ese estudio.
«Los que vienen, vienen a una cuarentena, y nos estamos preparando para que Jujuy tenga una capacidad de miles de tests. Esos fondo van a ir a una cuenta que va a servir para comprar más», continuó.

«Siguen entrando jujeños que estaban en otros lugares, como Mendoza y Brasil. La situación no está resuelta en Jujuy y menos en el país. Sólo estamos ganando tiempo para contar con un sistema médico con capacidades suficientes”, alertó Morales.

El gobernador adelantó que la suspensión de las clases en la provincia continuará por al menos «dos o tres meses más». Al destacar la labor de los docentes que continúan con la enseñanza de manera virtual, dijo que no pondrá en riesgo de los chicos y maestros: «No vamos a abrir las escuelas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here