Una familia sufrió una odisea en el norte de Salta.

Tres personas resultaron heridas el fin de semana, en la Ruta Nacional 81. Iban en un automóvil y se les cruzó una vaca.
Las heridas fueron de consideración. Apenas se detuvo el auto, llamaron a la comisaría. No les respondieron. Llamaron al hospital de Morillo, no les mandaron una ambulancia: no tenían o no andaba. Lo mismo pasó con el puesto sanitario de los Blancos. Mientras Maricel Bañagasta, de 34 años, se desangraba, seguían llamando, mendigando una ambulancia. Que llegó, recién, más de una hora después.
Maricel Bañagasta, su esposo Leoncio Juárez y su hermana, Natalia Bañagasta fueron trasladados al hospital de Tartagal. También otros tres menores, que estaban en el auto.
Los lesionados se recuperan, pero no pierden la bronca por el desamparo que sintieron de la comisaría y del hospital de Morillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here