Ante la intención del Gobierno nacional de vacunar a niños con Synopharm, la Sociedad Argentina de Pediatría pidió conocer las evidencias científicas que llevaron a la ANMAT a autorizar su utilización. Como respuesta, el Ministro de Salud de Buenos Aires salió a cuestionar a la SAP


Luego del revuelo que armó el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la vacunación con Synopharm a los niños de entre 3 y 11, la Sociedad Argentina de Pediatría emitió un comunicado afirmando que apoyaba la medida, pero solicitó informes a la ANMAT.

“Estamos a favor de la vacunación de menores de 12 años con vacunas seguras, como herramienta de protección para su propia salud”, afirmó la SAP, para luego sostener que:

“esperamos acceder en los próximos días a las evidencias científicas que han permitido a la ANMAT autorizar al Ministerio de Salud de la Nación la utilización, en situación de emergencia, del uso de la vacuna a virus inactivado Synopharm en la población de 3 a 11 años”

La cautela de la SAP cayó muy mal en el Gobierno nacional, que lejos de brindar las respuestas a los especialistas en pediatría, mandó al ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, a cuestionar la idoneidad de la prestigiosa sociedad.

“Hay muchas cosas que no saben los médicos de a pie pero saben las autoridades. Antes de salir a llevar dudas a la sociedad, lo que corresponde a estas instituciones es hacer el trabajo serio y responsable que es consultar a las autoridades”, salió a decir Kreplak, al tiempo que denunció de “inoportuno” el comunicado “porque hoy mantendrán un encuentro. Nada dijo, claro está, del anuncio del mismo Presidente de la Nación sobre la inoculación con Synpharm el viernes pasado, previo a la reunión con la SAP.

Mientras, distintas encuestras publicadas durante el fin de semana, dieron cuenta de las dudas que genera en los padres la inoculación a sus hijos con una vacuna que no cuenta con aval internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here