A pesar del incremento considerable de tierras brindadas por la provincia para solventar la actividad minera, esta no parece mejorar, puesto que desde el 2010 se registra un descenso en la producción que ronda el 15% en cada año.

El análisis de las gestiones 2011-12 respecto a las anteriores fue realizado por el economista Juan Lucas Dapena y publicado por el Ieral NOA. En él se da cuenta del descenso en la producción minera en la provincia de Salta respecto, por ejemplo, al año 2010 (374.000 toneladas) luego del cual y a pesar del incremento de las hectáreas de tierra puestas a disposición de esta actividad el descenso de la producción fue notable, un menos 15% en 2012 y 14% en 2011. Si vamos un poco más atrás y comparamos la producción de 2008 (401.000 toneladas), el descenso se hace todavía mucho más notorio.

El texto con cierta ambigüedad dictamina parte de los posibles motivos que llevaron a esta decaída productiva debido a que “muchos proyectos se han ido cayendo debido a la incertidumbre de contexto nacional e internacional y por las trabas burocráticas e idiosincrásicas que envuelve a la actividad. Sin embargo, existen otros proyectos que siguen a paso firme y harán incrementar el valor total de la producción, el valor de las exportaciones e incentivarán la creación del empleo en forma directa e indirecta”. Más adelante aclara que “es por ello que en 2012 la producción total ascendió a 273 mil toneladas, similar a las 238 mil toneladas de 2009. Este ritmo es acompañado a su vez por la merma en los ingresos reales totales en 2012 provenientes tanto del canon (-8,7%) como de las regalías (-3,7%) mineras”.

Para finalizar, Danepa considera que “la caída de la producción se debió principalmente a la importante disminución en la extracción de boratos, la cual en 2008 ascendía a 338 mil toneladas y para 2012 fue de 179 mil toneladas. El lado B de esta desmejora es que hubo un crecimiento potencial en la producción de sulfato de sodio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here