El conductor radial y diputado del PRO no dio la cara.

Una vez más Martín Grande faltó a la audiencia de conciliación por las expresiones agraviantes contra la fiscal Verónica Simesen de Bielke. No fue él ni su abogado. Se declaró fracasada esa instancia porque ni siquiera justificó la ausencia.

Después Grande subió un video desde su lujosa casa. Un video que parece ensayado, en el que dice estar resfriado -¿o será Covid- y le avisa a sus oyentes que pronto volverá al aire.

La fiscal penal de Derechos Humanos de Salta, Verónica Simesen de Bielke, dio por terminada esta etapa de conciliación y proseguirá con la demanda penal.

Cabe recordar que el diputado nacional se había referido a ella como “atorranta”, “ineficiente” e “incapaz”.

A Grande le faltó la hombría de presentarse y mirarla a los ojos. La hombría de decir “me equivoqué”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here