El magistrado ratificó la indagatoria del miércoles en Dolores.

El juez federal de Dolores Martín Bava rechazó en la tarde del lunes “in limine” la recusación que le había planteado horas antes el ex presidente Mauricio Macri, en el marco de la causa que investiga el espionaje a los familiares de las víctimas del Ara San Juan y por la que fue llamado a declarar en indagatoria para este miércoles.

El magistrado rechazó la recusación por prejuzgamiento y temor de parcialidad que había formulado esta mañana el abogado Pablo Lanusse y ratificó así su convocatoria, más allá de que ahora será la Cámara Federal de Mar del Plata la que tenga que evaluar el nuevo pedido de apartamiento sobre el juez.

“Ha quedado descartado en esta incidencia que sobre el suscripto medie una causal que habilite su apartamiento de estas actuaciones -dijo Bava-No ha habido ni hay animosidad alguna en contra del imputado Mauricio Macri.

Para el juez, “el elemento que intenta incorporar” la defensa “ahora como causal de recusación no tuvo otra consecuencia que hacer lugar al pedido de relevamiento de secreto de su asistido. Ello en aras de respetar los planteos de las partes, siguiendo las reglas del debido proceso legal.

Tras insistir en que, según su criterio, “no resultaba necesario el relevamiento” del secreto de Estado por parte del presidente Alberto Fernández pero lo hizo en función del pedido de la defensa y el aval de la fiscalía, en su escrito, el juez dejó entrever que para la defensa de Macri no había sido una sorpresa la respuesta de la interventora de la AFI Cristina Caamaño cuando se la consultó sobre la obligación de relevar del secreto de Estado al ex jefe de Estado en el marco de su indagatoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here