Además de las encuestas, otros números pueden contribuir a comprender la dinámica del proceso electoral del domingo. El peso de la provincia en el padrón nacional, el voto joven y los municipios de mayor y menor influencia electoral. (Nicolás Bignante)

 

En Salta, 1.025.631 electores están habilitados para sufragar el próximo domingo, por lo que el porcentaje del padrón nacional cubierto por la provincia es de 2,97%. Si bien, el peso relativo de Salta en comparación con el orden nacional es bajo, los sucesivos procesos electorales marcan un incremento de la incidencia del voto local en el resultado general. De allí que en 2007 Salta representaba el 2,76% del padrón nacional, pasando a cubrir el 2,83% en 2011 y el 2,96% en 2015. De la totalidad de empadronados, 988.448 son mayores de 18 años, mientras que unos 37.183 jóvenes están habilitados para votar teniendo entre 16 y 18 años. En el caso de los mayores, 499.323 son mujeres mientras que 489.125 son varones.

Alrededor del 40% de los electores están concentrados en la Capital salteña, donde se espera que asistan a sufragar unas 413.837 personas; por el contrario, el municipio con menos electores empadronados es La Candelaria con apenas 1.239. Le siguen El Jardín y Payogasta con 1710 y 1713 respectivamente.

En el territorio provincial se habilitarán 454 establecimiento educativos y se prevé que en cada uno de ellos haya dos policías; no obstante, a lo largo de la jornada estarán afectados al operativo de seguridad unos 5 mil efectivos según confirmaron desde el ministerio presidido por Carlos Oliver.

Según explicó el Prosecretario Electoral de la Justicia Federal Juan Pablo Acosta Sabatini, en la Provincia habrá 6.238 autoridades de mesa que cobrarán un total de $1.900 más los montos por capacitaciones que alcanzan los $700 por jornada. Presidentes y fiscales estarán distribuidos en las 1.232 mesas de capital y las 1.847 del interior provincial.

La enorme inequidad de electores entre la Capital y los municipios del interior hace que todas las miradas se posen en los departamentos más populosos como Orán y San Martín. En las dos ciudades más importantes del norte, Tartagal y San Ramón de la Nueva Orán, se concentra el 10% del padrón provincial. Ambos municipios exhiben niveles importantes de rechazo a las políticas del gobierno nacional, aunque su correlato en las figuras locales no es el mismo. En el primer caso, el kirchnerismo cuenta con porcentajes altos de intención de voto que arrastran tras de sí a Sergio «el oso» Leavy, aunque no con la fuerza que el tartagalense quisiera. En el segundo, apuestan a que se de el efecto inverso con Marcelo Lara Gros, quien puede aportar de abajo hacia arriba a la fórmula de Consenso Federal, hoy enfocada en no quedar en tercer lugar. Los candidatos de Juntos por el Cambio cerraron su campaña en San José de Metán, el quinto municipio más importante en cuanto al porcentaje del padrón electoral provincial, que a su vez es uno de los que mayores niveles de rechazo registra respecto de la gestión Cambiemos. Esto no fue impedimento para que Gladys «Pichona» Moisés sea representante de ese espacio como precandidata a senadora nacional.

En total, los votos de las provincias del NOA representan el 10% del padrón nacional. En el último tramo de la campaña, el macrismo apostó fuerte a revertir la tendencia de 2015 que favoreció fuertemente al kirchnerismo con casi un millón de votos de diferencia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here