El salteño, hijo de un ex ministro del Interior del país, se había fugado. Había una recompensa de un millón y medio de pesos para encontrarlo.

Cayó. Finalmente cayó. Finalmente está tras las rejas el abogado Mariano José Mera Alba, hijo de Julio Mera Figueroa, ex ministro del Interior.
Llevaba más de tres años prófugo con un pedido de captura emitido en marzo de 2019 por el delito de secuestrar a una mujer. También se encuentra imputado por abuso sexual y lesiones dolosas leves.

Fue encontrado en la calle, en un área de quintas sobre la calle Puente del Inca: no hizo falta un allanamiento para arrestarlo.
¿Cómo hace una persona para estar prófuga durante 3 años?

Su poder y sus contactos sirvieron: su último domicilio conocido había sido radicado en la zona de Merlo. Mera Alba, hoy de 53 años, había sido asesor en la intendencia del municipio.

Pero esos contactos no alcanzan para explicar cómo hizo el salteño, acusado de violación y de golpear a una militante y referente de Corriente Peronista Descamisados Merlo, para pasar tanto tiempo siendo invisible.

Según una nota de Infobae, la barra de Boca Juniors tiene algo que ver. El nombre de Rafael di Zeo atravesó la causa: se cree que Mera le habría pedido ayuda al histórico capo de La 12, ya que una mujer que él había secuestrado frecuentaba a la barra de Boca.
Además de la bendición política y de La 12, entre las sospechas del caso, se cree que podría haber gozado de algún tipo de protección de fuerzas de seguridad que le permitieron moverse de manera impune.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here