Ya tienen sus disfraces listos y no se quieren quedar sin su Halloween.

Los integrantes de la Asociación Tradicionalista Gauchos de Güemes ya se parecen a un bebé malcriado encaprichado con meter los dedos en el enchufe. Los gauchos insisten en querer desfilar, pese a la pandemia y al número de contagios.

Argumentan que es un año bisagra en la historia. Si tanto admiran a Güemes podrían hacer el pequeño sacrificio por la Patria: quedarse en sus casas un año.

Ayer ya tuvieron su prehalloween: más de 400 gauchos realizaron la tradicional marcha hacia la Quebrada de la Horqueta, donde falleció el general Martín Miguel de Güemes luego de ser herido de bala el 7 de junio de 1821.

El Tribuno entrevistó a un tal Sebastián Lávaque, que recalcó la importancia histórica de la fecha.

Por las redes también circulan fotos de la intendenta con un look Güemesiana-chick y cara de patriota que paga impuestos. Otro acto de irresponsabilidad en medio de la pandemia. Y de ridiculez.

Si Güemes resucitaría se cae de parado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here