El sector no quiere aceptar las nuevas medidas, que buscan descomprimir el sistema sanitario colapsado.

Salta volvió a la fase uno, de aislamiento social. La medida, aconsejada por Nación, era sostener las restricciones de esta fase por 21 días, pero el gobierno de Salta busca que sean sólo por dos semanas, teniendo en cuenta la situación de los comercios y la gastronomía, que sólo podrán operar por delivery y compras por internet.

Aunque la medida fue tomada para preservar la vida de los salteños, ante un sistema de salud colapado, lo comerciantes se opusieron a las nuevas disposiciones y esta mañana abrieron muchos negocios del microcentro salteño. Además convocaron a una marcha.
A través de las redes sociales, ayer también circuló un mensaje donde los comerciantes se convocaron a defenderse de posibles sanciones o clausuras por parte de la Policía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here