Los Leavy’s de Tartagal: Comarca familiar

0
14

Según una carta que envió un lugareño al presidente Mauricio Macri, en Tartagal no sólo no se convocan elecciones para intendente sino que hay cuentas bancarias que estaban ocultas a nombre del Municipio. Nacional, popular e irregular. (Milcíades)

Una carta documento despachada desde Tartagal y remitida a la Presidencia de la Nación solicita al Ejecutivo nacional “suspender toda transferencia económica monetaria, de todas las áreas del Estado nacional, ministerios, secretarías, direcciones, entes autárquicos, centralizados y descentralizados de organismos nacionales, ayudas y cualquier otro beneficio que el Estado argentino pueda enviar al municipio de Tartagal, hasta tanto se regularice la situación institucional del mismo”.

Firmado por Carlos Alberto Cogno, que se presenta como “ciudadano de la provincia de Salta”, el documento recibido el 28 de mayo por la Presidencia de la Nación cuenta con una serie de fundamentos para argumentar y defender la solicitud de este virtual “bloqueo presupuestario”. En el blanco de la denuncia se encuentra la “dinastía Leavy”, es decir, el actual diputado nacional Sergio “Oso” Leavy y su hermano Eduardo, concejal tartagalense devenido en intendente interino desde diciembre pasado luego de que Sergio asumiera su banca en el Congreso Nacional.

Acompaña la presentación una cronología de la carrera política del “Oso” como intendente de Tartagal. Desde 2007, cuando llegó bajo el ala de Juan Manuel Urtubey, hasta el año 2017 cuando habiendo sido ya elegido en 2015 para ser intendente por tercera vez consecutiva, logró quedarse con la banca nacional, acaparando el amplio espacio electoral con el que cuenta el kirchnerismo en la provincia, que se encontraba “huérfano” de representante. El progresismo con el que Leavy supo conquistar, separándose del proyecto urtubeycista después de varios años de convivencia, viene bajando su cotización. Sobre todo desde el pasado 13 de junio, cuando el “Oso” ni siquiera habló en la sesión del Congreso Nacional por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y votó en contra del proyecto junto a los restantes seis diputados salteños.

Asimismo, Alberto Cogno se preocupa en el documento por señalar la irregularidad institucional del municipio, ya que según se desprende de interpretar la Carta Orgánica Municipal de Tartagal, “automáticamente en el momento que asumió la conducción del Municipio como Intendente Interino (Eduardo Leavy, tras la renuncia de su hermano, NdR) de la Ciudad de Tartagal, el Concejal Eduardo Leavy (Unión Ciudadana), debió informar al Tribunal Electoral de la Provincia de Salta, la situación de renuncia del Intendente (…) restándole dos años y una semana para finalizar su mandato, para lo cual se contaba con un máximo de 60 días para oficialización de listas y llamado a elecciones para el cargo que quedó vacante”.

La declaración del Ministro de Gobierno de la Provincia de Salta, Marcelo López Arias, que manifestó para la prensa que “por más que lo diga la carta orgánica municipal, no llamaremos a elecciones en Tartagal, la provincia tiene otras obligaciones más importantes que gastar dinero en elecciones anticipadas”, recopilada por Cogno, pone en duda la “oposición” representada por Leavy y su espacio político ante el urtubeycismo. ¿Acaso no es lógico pensar que al oficialismo no le convienen elecciones anticipadas en uno de los municipios de mayor caudal electoral en el interior, más aún en el preámbulo de un año netamente electoral como el 2019?

¿Acaso no es lógico pensar que al oficialismo no le convienen elecciones anticipadas en uno de los municipios de mayor caudal electoral en el interior, más aún en el preámbulo de un año netamente electoral como el 2019?

Irregular

El documento al que accedió Cuarto Poder además de fundamentar el pedido de “bloqueo presupuestario” sobre el municipio por parte de Nación, cuenta con un listado sobre denuncias por irregularidades en el manejo de fondos públicos que actualmente pesan sobre la “dinastía Leavy”. Pero que como corresponde en estos casos, encuentran una justicia ciega e incapaz de avanzar en alguna de las investigaciones.

Destacan entre las denuncias recabadas, dos casos de cuentas bancarias a nombre del Municipio de Tartagal de las que nadie tenía conocimiento. Durante la Auditoría General de la Provincia, afirma Cogno, en fecha 31 de octubre de 2017, se detectó un “plazo fijo cuenta 05551000286 Banco Macro Suc. Tartagal a nombre de Municipio de Tartagal por la suma de 5,080,136.99 millones de pesos, que estimo fue remitido por el Gobierno Nacional, dicho plazo fijo nunca fue informado al Concejo Deliberante de la Ciudad y por lo tanto estuvo oculto a todos los ciudadanos”. Y agrega más abajo que “dicha auditoría también detectó una cuenta bancaria no informada y sin resolución municipal, a nombre de la Municipalidad de Tartagal, en Banco Santander Rio suc. Tartagal Cuenta 32700007974 que permanecía oculta”.

Por último, no es menor rescatar también de la exposición de Cogno, el dato particular de que el actual intendente interino de Tartagal cuenta con “una Ordenanza de superpoderes, que lo autoriza a modificar partidas presupuestarias, sin tener que informar al Concejo Deliberante”, como también el hecho de que el Tribunal de Cuentas Municipal —presupuestado durante años— nunca se puso en funcionamiento. Detalles como estos, de ausencia total de organismos de control estatales, cuentas ocultas, traspaso de mandos pasando por encima de la decisión popular y del derecho a elegir y ser elegido de cada ciudadano, se aglomeran en la urbe norteña y ponen en jaque uno de los pilares de la “vida democrática en una república”: la transparencia en la administración pública y la ética de los funcionarios públicos.