Los senadores salteños están entre los más ricos del país, según un informe nacional basado en las declaraciones juradas de 2020.

 

Los salteños Sergio Leavy (Frente de Todos) y Juan Carlos Romero (Juntos por el Cambio) se encuentran entre los diez legisladores más ricos del país, según un informe realizado por Infobae en base a datos de la Oficina Anticorrupción. Los dos primeros lugares están ocupados por Maurice Closs (Misiones) y Eduardo Costa (Santa Cruz), con $1.140.743.501 y $1.080.349.088 respectivamente.

El ex-gobernador Romero declaró a fines de 2020 un patrimonio de $182.5 millones, un 37% menos que lo informado el año anterior, cuando sus bienes ascendían a $214,4 millones.

Los mayores bienes declarados de este senador salteño son tres propiedades por casi $110 millones de valor fiscal. El más costoso es una casa en Punta del Este sobre un terreno de 4.400 m2 que adquirió en 2002 y que consignó en casi $97 millones.

En 2019, el senador justicialista había declarado ser el titular del 100% de esa propiedad, pero en 2020 dijo ser dueño solo de la mitad, lo que explica en parte la reducción de su patrimonio. Según le dijo a Infobae, el otro 50% pasó a manos de sus dos hijos. Quien fuera gobernador de su provincia entre 1995 y 2007, también es dueño de un departamento en Capital Federal de 600 m2 con un valor fiscal que supera los $10 millones, y una casa en Salta de 350 m2 valuada en $2,4 millones.

El ex gobernador salteño por tres períodos consecutivos conserva, desde 1980, un auto de colección: una coupé Ford modelo 1935, fabricada en 1959, que recibió como donación y valuó a los fines fiscales en $0,01.

«Senador peronista desde 2007, Romero tiene acciones en varias empresas por casi $60 millones, muchas de ellas recibidas como herencia», señala el informe de Infobae. La principal es Inversora Horizontes SA, de la que tiene un 12,7% que consignó en casi $53,5 millones. Se trata del multimedios que edita el diario El Tribuno de Salta, El Tribuno de Jujuy y varias emisoras de radio AM y FM, y heredó de su padre en 1992.

Romero, hoy aliado del bloque de Juntos en el Senado, también recibió como herencia el 93% de Júcaro SA, que valuó en $4,7 millones. Es una compañía -explicó- que se dedica a la “actividad inmobiliaria y en la actualidad no realiza operaciones, sólo detenta activos inmobiliarios y automotores”. Además, es dueño del 90% de la inmobiliaria Loma Balcón SA, que declaró en $1,1 millones. “Detenta entre sus activos solo bienes inmuebles”, afirmó sin mayores precisiones.

Sus deudas al cierre del 2020 ascendían a $27 millones. La más elevada -por casi $9,9 millones- era con el Banco Macro. “Corresponde a una línea de préstamo personal a sola firma, los fondos se destinaron parcialmente a un proyecto inmobiliario que lleva a cabo mi hija en Cafayate, y el resto, a gastos personales”, explicó. La otra deuda es con el Fideicomiso Inversiones NOA, por casi $7 millones. “Se destinaron oportunamente, parcialmente a la adquisición de un inmueble en la ciudad de Salta, y el saldo, a gastos personales”, agregó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here