El vicario judicial de la iglesia salteña no podrá referirse al conflicto que involucra a Cargnello y otros dos religiosos por Violencia de Género.

 

Las Carmelitas Descalzas ampliaron la denuncia por violencia de género contra elñ arzobispo Cargnello e incluyeron al vicario judicial de Salta, Loyola Pinto de Sancristoval. Pinto había oficiado de vocero del arzobispado en los últimos días en los que se conocieron detalles de la visita al convento San Bernardo.

«La verdad que no conozco el contenido de que se me acusa. Lo único que hice fue llevar el comunicado de la Santa Sede para comunicarles cómo se deben manejar las madres carmelas», sostuvo el referente eclesiástico.

Pínto había manifestado que las monjas habían solicitado dedicarse a la obra de la virgen del Cerro el año pasado. Y aclaró que de darse esta situación las monjas dejarán de ser parte de la iglesia y el Vaticano deberá repoblar el convento San Bernardo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here