En San Lorenzo el 2015 “inicia sin haberse votado la partida presupuestaria”, afirmó la concejal del PO, Violeta Gil. A esto hay que sumarle los desmanejos de años anteriores en la gestión del intendente Parra.

“Lo que está pasando es complejo y grave. Más teniendo en cuenta que es un año electoral. No saben cuál será el porcentaje destinado a la obra pública, al mantenimiento de las dependencias municipales ni a las obras que tienen que ver con los servicios”, fueron las palabras de la edil en referencia al futuro próximo del municipio sanlorenceño. Esto no es ninguna novedad en tierras salteñas, donde los desmanejos presupuestarios son moneda corriente en casi todos los municipios, si no en todos.

Gil argumentó que “Parra y el Concejo Deliberante atraviesan una profunda crisis política. No es solo por las irregularidades contables sino por los problemas políticos que tienen. Acá se tapó todo tipo de investigación y los desmanejos e irregularidades siguen”. Los últimos tres años (2012-2014) fueron un ejemplo de esta situación: Para el 2012 se preveía un presupuesto un poco superior a los 21 millones de pesos, los ingresos para ese año fueron de 30 millones y medio, pero al año siguiente el intendente Parra no dio detalles del dinero excedente. Ese año, 2013, se destinaron un millón y medio de pesos para Mejoramiento Habitacional, pero hasta ahora no se sabe dónde está ese mejoramiento. No se ejecutó ese dinero.

A fines del año pasado, cuando los concejales planteaban el juicio político, se le exigía al intendente Parra explicar qué se hizo con el excedente financiero del año 2012 por $11.197.287, del 2013 por $9.825.425 y desde enero a mayo del 2014 por $2.982.782.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here