Rita Carreras vendió un frigorífico, terrenos, un tractor de la comuna y cobró cheques que la Agencia Nacional de Discapacidad había enviado para comprar un vehículo. Además adjudicó lotes de manera irregular y compró casillas que nunca fueron entregadas

Rita Carreras, que hasta el 9 de diciembre de 2019 fue intendenta de Coronel Moldes, no dejó ni una macana por hacer.

A lo largo de su mandato, vendió una cámara frigorífica del matadero municipal a un particular sin cumplir con las formalidades previstas y sin poner en conocimiento a Concejo Deliberante; cobró cheques destinados a la compra de un vehículo de Discapacidad que nunca fue adquirido; vendió por dos pesos un tracto de la Municipalidad de Coronel Moldes; adjudicó lotes de manera irregular; compró seis casillas –para dar solución habitacional a familias- de manera irregular y nunca fueron entregados; y transfirió un inmueble de la comuna –a través de un proceso viciado- a un particular y no al fideicomiso que correspondía, tal como lo había autorizado el Concejo Deliberante. Y encima le dio una comisión del 40% y no del 3% como dice la ley.

Por todos estos hechos, Carreras fue imputada por la fiscal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio. Aunque para ello, la funcionaria judicial debió amenazarla con la fuerza pública pues la ex intendenta no se presentaba a la audiencia de imputación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here