El intendente dijo que no puede pagar los sueldos.
Ayer, empleados municipales de La Caldera salieron a piquetear la ruta nacional 9. Junto a los empleados de planta estuvieron seis trabajadores que fueron despedidos en plena pandemia, luego de que el intendente no les renovara su contrato.
Los despidos, dicho sea de paso, habían sido prohibidos por el gobierno nacional.
El intendente Diego Sumbay dijo en Fm Profesional que no le quedó otra. Detalló que el contrato se les venció en abril pero que a pesar de ello, continuaron trabajando en mayo y junio para no dejarlos sin empleo, aunque aclaró que la situación económica ya no da para más.
El problema es que no tiene ni para pagar los sueldos de los trabajadores de planta. Por eso hoy se va a reunir con las autoridades provincias para pedirles que le tiren unos mangos.
Sumbay tiró un dato que muestra lo mal manejado que está el municipio: la coparticipación no le alcanza para solventar los salarios ya que el 90% del presupuesto se destina en este concepto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here