La filósofa estuvo en Buenos Aires y envió un contundente mensaje a los hombres: “Les tengo una tarea”: “Rompan con este pacto de hermandad donde se protegen”.

La filosofa postestructuralista y teórica del género es una de las mayores referentes y académicas del feminismo contemporáneo, por sus aportes sobre la teoría queer, y sobre la teoría política y ética.

De visita en Buenos Aires, se refirió a los movimientos feministas, al debate por el aborto y a las denuncias sobre violencia sexual, durante una charla con un grupo reducido de periodistas.

Butler respaldó el trabajo de Ni una menos y envió un contundente mensaje a los hombres: “Les tengo una tarea”, empezó diciendo. “Rompan con este pacto de hermandad donde se protegen, rechacen esto de ser solidarios con otros hombres, tengan el coraje de decir a las mujeres: ‘No las golpeamos, no las violamos, no las matamos’, salgan a la calle y luego vuelvan con nosotras y nos cuentan cómo les fue”.

Al ser consultada sobre el alcance del movimiento #MeToo, que en reiteradas ocasiones ha provocado suicidios de varones acusados, dijo: “Podemos denunciar el acto de violencia, el acto de explotación, el sistema de desigualdad, la falta de libertad y la falta de retórica que existe alrededor de eso, pero ¿queremos negar al ser humano como persona? Se deben reconsiderar los modos de castigo que se buscan”. Y opinó: “Es una distinción que tenemos que dejar bien en claro, condenar los actos que se cometen, pero no a la persona”.