El edil Luciano José Elvira de Rosario de la Frontera fue imputado este viernes por no cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio tras haber sido contacto estrecho de un caso de COVID-19 positivo.

A raíz de una denuncia presentada por el Gerente del hospital local y un diputado del departamento, el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Nicolás Rodríguez López, imputó en forma provisional a Luciano José Elvira como autor del delito de incumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Según lo manifstado por el gerente del Hospital Melchora Figueroa Cornejo, Alejandro Peso, el concejal se comunicó con él vía telefónica y le manifestó que era contacto estrecho de un caso sospechoso de COVID-19, por lo que le indicó que debía aislarse hasta que estén los resultados del hisopado.

Elvira le manifestó que no podría cumplirlo y se negó a brindar información sobre las personas con las que habían tomado contacto. Confirmándose luego que su contacto estrecho dio resultado positivo para COVID-19.

Una segunda denuncia fue presentada por el diputado Gustavo Orozco, quien ratificó la versión del profesional y aportó un audio en el que el concejal relata de forma provocativa: “mirá como será que estoy aislado, que me estoy yendo a la finca de mi hermano”.

El fiscal señala en la acusación que el DNU 260/20 prevé en su artículo 7º inciso 1, la obligación de aislamiento durante 14 días a quienes revistan la condición de caso sospechoso, comprendiendo a quienes hayan estado en contacto con casos confirmados o probables de COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here