En la última sesión de diputados se aprobó un proyecto para cederle bienes inmuebles del Estado a un inversor privado que prevé construir un centro médico.
Mediante un proyecto de declaración el polidiputado Gustavo Orozco solicitó que se otorgue en comodato un terreno para la construcción de una clínica en Rosario de la Frontera, en principio se prevé que será para el instituto I.M.A.C.
El centro médico no escapa a la polémica. Posee un dudoso convenio con la U.N.S.A, y en Rosario de Lerma se denunciaron irregularidades entre el instituto médico y la municipalidad en cuanto a la constitución de una nueva sede en el lugar, sumadas a las ya existentes en la capital salteña.

I.M.A.C en la polémica

La diputada Socorro Villamayor puso la alerta sobre el proyecto de Orozco porque pese a que se trata de un proyecto de declaración, el mismo tiene consecuencias políticas “no se puede trabajar con tanta liviandad” sostuvo y agregó que no estaba claro a qué institución se iba a entregar, puesto que el mismo especifica que se trata de una solicitud de la empresa IMAC, “pero puede ser para cualquiera otra que quiera invertir”, dijo su autor, el poli Orozco.
La diputada Cristina Fiore aseguró que una institución privada quiera invertir 180 millones de pesos en Rosario de la frontera con una declaración con nombre y apellido que saldrá de la Cámara de diputados, no es visto con buenos ojos por su bloque.
En tanto que el Diputado Ramón Villa señaló que el proyecto no poseía dictamen de la comisión de hacienda: “estamos a favor de la inversión privada, pero al pan pan y al vino vino”, dijo y alertó sobre las donaciones que el estado realizó a privados en el interior provincial.
Todos/las los/las diputados/as mencionaron que el proyecto no se puede basar en la excusa “del colapso de la salud”.
Pese a las críticas, la iniciativa fue aprobada por mayoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here