Poseía un arma de fuego que no era la reglamentaria y golpeó a su expareja que ya lo había denunciado.  Sucedió en la zona Sudeste de la ciudad de Salta.

Según trascendió el gendarme formaba parte de seccional de Chachapoyas. Este sábado fue imputado por las lesiones agravadas, desobediencia judicial, violación del aislamiento preventivo, social y obligatorio y tenencia ilegal de armas de fuego. La pareja se encontraba separada y la mujer ya lo había denunciado por hechos previos de violencia.

 

La fiscal penal de Violencia Familiar y de Género 4, Elisa Pérez, investiga un hecho ocurrido el pasado viernes por la noche en la zona Sudeste de la ciudad de Salta, donde una mujer sufrió lesiones provocadas por su expareja.

La pareja se encuentra separada y por hechos anteriores de violencia, existían medidas de restricción para el gendarme. Pese a esto, y violando el aislamiento preventivo, social y obligatorio vigente, se hizo presente en el domicilio de la mujer y la agredió físicamente.

Desde la Fiscalía se solicitó al Juzgado de Garantías en feria extraordinaria su detención y el pasado sábado fue acusado como autor de los delitos de lesiones doblemente agravadas, desobediencia judicial, violación de las medidas dispuestas por autoridad competente para impedir la propagación de una epidemia y tenencia ilegal de armas, ya que poseía un arma de fuego que no era la reglamentaria.

La fiscal Pérez, mientras se cumplen diversas medidas investigativas solicitadas, pidió que se mantenga su detención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here