Tucumán fue escenario de la foto del “pacto social” que propuso Alberto Fernández entre la UIA y la CGT. La foto que dejó su visita, ensalzó la figura del gobernador tucumano conocido por sus posturas antiderechos femeninos.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, estuvo junto a Miguel Acevedo, de la Unión Industrial Argentina; Héctor Daer, de la Confederación General del Trabajo; el gobernador Juan Manzur (Tucumán), el gobernador electo Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y el candidato a diputado nacional Sergio Massa, en la Casa de Gobierno de Tucumán previo al encuentro en el Salón Blanco.

Como era de esperarse la figuras de mujeres directamente estuvieron ausentes. La única mujer presente fue la gobernadora de Catamarca, Lucia Corpacci. 

Manzur es  conocido por su postura antiderechos, amplificada por los debates sobre el derecho al aborto legal y en el caso de Lucía. Los funcionarios de Manzur actuaron para obstaculizar la interrupción legal del embarazo a una niña de 11 años, víctima de abuso. Dando vía libre a la presión de los “celestes”, Lucía fue obligada a parir. Una tortura que fue repudiada a nivel internacional.

Como enemigo de los derechos de las mujeres, Manzur sostiene una estrecha relación con la cúpula de la Iglesia Católica, aumentando cada vez más los vínculos con los evangélicos. Como resultado, la educación religiosa es una imposición en las escuelas públicas. Leyes elementales como la educación sexual integral (ESI), la ley de salud sexual reproductiva y el cupo laboral trans no tienen lugar en la Tucumán de Manzur.

Leer más: Jardín antiderecho: Legisladores tucumanos impulsan ley para prohibir los abortos legales

Niña abusada: “Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here