Desde el fin de la Toma del rectorado se multiplicaron los guardias de seguridad, se restringió la circulación en el predio, el Consejo Superior sesiona a puertas cerradas y se pintó de blanco un mural que se realizara durante la protesta. La persecución y moving se consolidan en la universidad. (Eusebio Marai)

“Hace varias semanas que en Naturales estamos siendo ‘cuidados’ por personal de seguridad, yo algunos días doy clases hasta las 21, ya van varias veces que vienen los de seguridad y me prepean porque me demoro en salir” fustigó una profesora de la casa de estudios. A su vez cuentan los trabajadores que unas semanas atrás, las puertas de esa facultad se habían cerrado y no permitían siquiera extraer materiales personales o de clases. “Uno de los guardias de seguridad fue a presionar a una de mis ayudantes y nos ordenó que a las 8:45 tengamos todo listo para salir”. Cabe de aclarar que hay universidades de Argentina donde las mismas clases se extienden hasta las 11 de la noche para posibilitar que los estudiantes que trabajan hagan su cursado. “El sábado en la mañana a buscar unos archivos -agrega la docente- que me había olvidado en la compu, y no me dejaron entrar… el guardia me dijo que era su primer día de trabajo”.

Guardias y seguridad

En una escalada militarizante, la última gestión de Claros, ha contratado mayor cantidad de guardias privados evidentes por todas partes y especialmente luego de la Toma. En el lapsus de una semana se aumentó el número de guardias en 15 (además de 20 se sumaron 15), directamente desde la universidad, sin concurso ni resolución o nuevo expediente. Se colocaron como seguridad en las facultades y un refuerzo en biblioteca central, donde funciona el rectorado. El esquema de no austeridad que plantea la necesidad de más ojos -en general oficiales de gendarmería o policía retirados o jubilados- representó el incremento un 65.22%. Con un sueldo estándar de $4.200, se pasaría de un gasto mensual de $96.600 a $159.600, $63.000 más por mes. El costo pasa de 1.400.000 en 2012 a 1.800.000 en 2013.

Con esta nueva apuesta, en algunas ocasiones oficiales de la Policía Federal armados se hicieron visibles en el edificio central y, según informaron algunas fuentes, cuando dos o tres estudiantes juntos se acercaban les preguntaron quiénes eran y les mostraban una lista que tenían en su poder. Para el dirigente no docente PAU, Martin Corregidor, el incremento de personal de vigilancia se hace bajo la modalidad de monotributista y que correspondería que se hiciese bajo la figura de celador para la planta de apoyo universitario. “Vienen a suplir la carencia de cargos de planta permanente esto evidentemente les sales más barato que hacer el llamado a concurso de cargos”, indicó el secretario gremial.

Al mensajero

La imposibilidad de envío de mails desde la cuenta de ADIUNSA, el gremio que nuclea a los docentes de la universidad, aparece, cuando menos, como sospechoso. Lo más extraño es que se produjo el problema desde el tiempo de la Toma y no se ha restituido esa posibilidad. “No sale ni un correo como si fueran a parar a otro lugar. Es un problema del servidor, intencional o no. No podemos mandar un mensaje”, expresaron desde el gremio. Jorge Torres, administrador de la red de la UNSA indicó con plena seguridad que no hay ninguna acción que se relacione con una intención deliberada de un corte del servicio. Como administrador de los correos internos de la universidad desde el CIUNSa, expresó algunos de los posibles orígenes en las dificultades propias del correo, o desde los servidores desde los que se chequea el mail o cuando salen masivamente. Pese a su desconocimiento del tema, huelga decir que no hubo una respuesta efectiva en varias semanas, lo que constituye al menos una omisión.

Para el abogado del gremio Juan Pablo Ochoa se trataría de una limitación de las actividades sindicales y que de confirmarse que se trata de una práctica adrede direccionada a impedir o limitar las actividades de representación colectiva, constituye en una práctica desleal consignada en la Ley 23551 de Entidades Sindicales. “Es una actitud penada, es una práctica antisindical” indicó.

Robos vs cámaras

Estas acciones aparecen como incongruentes en términos de seguridad, como no orgánicas o planificadas. Se puede ver en la respuesta que la universidad da ante faltantes de equipamiento y recursos y pese a que en 2012 figura en el presupuesto la colocación de cámaras de seguridad por un monto de 719.000 pesos y a estas incorporaciones de personal de seguridad.

Son conocidos varios robos de computadoras. En un caso que se encuentra en estado de sumario, el robo de una notebook se dio desde un box de la facultad de humanidades. Los docentes denunciaron el hecho pero luego un dictamen de Asesoría Legal los imputa a ellos y los obliga a la restitución pero además les inicia un sumario.

“La paradoja es que mientras los docentes denuncian el faltante del bien, ellos son los que resultan sumariados porque supuestamente no pusieron la suficiente diligencia en resguardar ese bien cuando ese box es compartido por 10 docentes, es un lugar muy reducido y es una pecera que seve para adentro y no llega hasta el techo” indicó Mara Puntano, abogada de ADIUNSA que lleva el caso. El problema es que la Ley Régimen de Investigación Administrativa permite aplicar sanciones independientemente de si se comprueba que hubo delito o no. Y eso es “Me parece absurdo es que no se les brinde una seguridad suficiente y sean sancionados porque en el sumario hay un perjuicio en el legajo de los docentes, queda asentado”, indicó la letrada.

La pregunta es qué vigilan las cámaras. Qué acciones competen a los guardias. Qué ofrece la universidad en términos de seguridad dados los gastos que realiza en la materia.

Sol tapado

La destrucción de imágenes suele implicar la destrucción de ideas, creencias y, en casos extremos, el reemplazo de poderes. “En un acto desmedido de autoritarismo  han borrado el mural, esto es muy simbólico” indicó una docente que no quiso dar su nombre. La profesora se refiere al sol que estudiantes realizaran durante la toma en el edificio central de bibliotecas. El mural, de alrededor de dos por dos metros se trataba de un sol de muchos colores, de un alto valor estético, que contaba con la frase del escritor uruguayo Eduardo Galeano, “Sino nos dejan soñar, no los dejaremos dormir”.

Tras la salida de la acción de protesta, la conducción actual de la universidad decidió taparlo con pintura blanca aduciendo orden. Lo llamativo es que la “tapada” se realizó durante la madrugada. La decisión constituye para un docente “la destrucción de obra intelectual porque el autor lo pintó de buena fe, en el contexto en el que pacíficamente poseían el edificio”. El Derecho a la integridad de la obra por la cual el autor posee el derecho a oponerse a toda modificación, deformación o mutilación que de su obra puede hacer un tercero está consignado en la ley 11.723 en su art. 36 que reconoce derechos exclusivos a los autores de autorizar su reproducción. El uso sin autorización encuentra su figura penal en el art. 71 y siguiente de la misma ley que reprimen con la pena del art. 172 del Código Penal (defraudación) a quienes de cualquier manera y en cualquier forma defrauden los derechos de propiedad intelectual que la ley reconoce. Es decir que la iconoclasia que signó la medida se encuentra de alguna manera violando normativa vigente.

Vigilar y castigar

Un caso paradigmático de este modelo de persecución, vigilancia y castigo lo constituye elde la no docente Jimena Xegon. Ella ingresó en planta permanente en 1995, en la categoría 4. La Res. 957/04 reconoció sus funciones en la Coordinación de Relaciones Internacionales con apoyo al despacho de rectorado durante la gestión de Stella Bianchi. Durante 15 años nunca tuvo sanciones o problemas. A partir de la asunción de la actual gestión, en mayo de 2010 fue el 12/11/2010 Afectada a Dirección de Coordinación Administrativa sin una resolución, hasta el 12/04/12 en que se emite con Nro. 219/12. El 26/08/12 se la afecta a la Dirección General de Personal (un año más tarde)por resolución R 741/10. Se la sanciona con un apercibimiento sin sumario previo y sin esgrimir motivos. Xegón recurrió ese apercibimiento en septiembre de 2010 en tiempo y forma y el 5/7/2013 (tres años más tarde) se anula la sanción por carecer de motivos mediante resolución Nro. R 476/13. La Res. R659/13 del 04/09/13 la afecta provisoriamente a la Dirección Gral. de Obras y Servicios. El 19 de septiembre de este año presentóun recurso (se trata de un Recurso De Reconsideración con Reserva a Acciones Judiciales)a la resolución 659/13 rectoraldenunciando violencia laboral, ilegitimidad administrativa, moving, sin obtener respuesta hasta la actualidad.

Según explicó la empleada de la universidad todos los traslados fueron sin su consentimiento, y sin plazo, faltando a lo que dicta el Convenio Colectivo De Trabajo “afectando mi derecho a la estabilidad, carrera, sin capacitación previa”. El hostigamiento a esta trabajadora no encuentra límites y en el mes de septiembre tras el paro y movilización convocado por el gremio no docente Apunsa, con un acatamiento del 90%, el rector Claros presentó una nota al gremio denunciando “avasallamiento” de parte de la trabajadora por haber formado parte de las acciones de protesta en las que participaron todos los del sector. La persecución fue tal que en septiembre estuvo en su nuevo lugar de trabajo sin una silla donde sentarse y desde hacía 2 años sin funciones. Es claro que el chivo era de índole política si Nélida Ferlatti, la secretaria de despacho, insultó su honor públicamente vía Facebook acusándola de ser la “dama de compañía” de la “gestión anterior”.

El moving es una especie de bulling aplicado al ámbito laboral. La trabajadora va desde el recurso a la mediación y si las autoridades no contestan en 30 días el caso se judicializa. Hay más casos de persecuciones, agresiones, traslados injustificados e injusticias, que Cuarto Poder se ocupa de averiguar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here