El modelo parece calcado. ¿Encontrarán lo mismo en otras provincias? ¿Hay conexiones entre las policías de Salta y las de Córdoba?

 

Son tantas las coincidencias que parece más que una casualidad: las últimas semanas se desbarataron dos mafias policiales, en Salta y en Córdoba, dedicada a la estafa piramidal: en ambas provincias el modus operandis parece calcado y hay una decena de uniformados detenidos por Salta y otra decena por Córdoba.

El modo de captación es similar: los inversores eran invitados a aportar pesos o dólares, a cambio de una “retribución mensual en concepto de intereses de entre el 30 y el 40%”.

“Teníamos un amigo policía trabajando en la fuerza. En el 2019, lo invitan a mi marido a un asado y él viene con esta propuesta de una financiera legal manejada por la Policía. Nos daban un interés del 50 por ciento mensual, porque era un círculo muy cerrado”, relató a Radio Suquía.

Seguidamente, agregó que “comenzamos a invertir el primer mes de a poco. A los 15 días nos pagaron, así que invertimos lo que nos quedaba y ya no nos pagaron más”, denunció.

En Córdoba el primero operativo terminó con siete efectivos policiales, un abogado y un contador detenidos, acusados por estafas y asociación ilícita por más de 30 millones de pesos. En Salta se habla de mucho, pero mucho más dinero: La financiera ilegal conocida con el nombre “Ríos & Asociados” comenzó a operar en junio de 2021 en Metán y luego abrió una sede en la capital de Salta. Desde el inicio movió, aproximadamente, un capital de 2.219.000.0000 de pesos y 3.265.280 dólares.

En Córdoba, al igual que Salta, la maniobra tuvo como principales víctimas a un «círculo de inversores integrado por policías», a quienes se les permitía el ingreso con la condición de captar nuevos clientes, que podrían ser familiares, amigos, conocidos o vecinos.
“Los primeros denunciantes llegaban con vergüenza de haber caído en esta estafa, que es un cuento del tío refinado; pero a la vez, sentían temor de haber participado como estafadores sin saberlo, al reclutar a más policías”, detalló una fuente de la Justicia cordobesa.
Hay una diferencia interesante de logística. Mientras en Córdoba la mayoría de detenciones se concretó en el área de Transporte. En Salta, los miembros de la organización ocupaban lugares clave: hay cuatro uniformados de la división Robos y Hurtos. También hay dos comisarios.

En los Tribunales II de Córdoba aclararon que “si bien el modo de operar de esta organización y de la célula de Generación Zoe en Villa María son similares y en ambas hay policías involucrados, hasta este momento no se pudo determinar una conexión”. La misma versión fue confirmada a elDiarioAR desde la Fiscalía de Villa María, donde se concentra la mayor cantidad de estafados por Cositorto y sus socios cordobeses.

Medios como Vía País insisten en que, en Córdoba, hay por lo menos un par de jefes más altos involucrados en el caso y unos 60 policías que podrían terminar tras las rejas.
Tanto el Córdoba, como en Salta, la sensación es que hay más gente poderosa atrás. Pero hasta el momento no se conoce el ombre de los titiriteros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here