La ganadora del concurso de Muralismo “Semana de la lactancia” habla de su obra y su proceso creativo.

En el marco de la «Semana Mundial de la Lactancia Materna» (01 al 07 de agosto de este año), fue descubierto un nuevo mural en la ciudad de Tartagal, como el resultado de una convocatoria municipal donde se animaba a los artistas visuales y plásticos la presentación de un boceto original de temática específica, parte de la campaña de concientización sobre la lactancia materna infantil. Los sitios geográficos para realizar los murales ganadores ya estaban determinados: puntos estratégicos y céntricos de Tartagal. Uno de ellos, la intersección de calles Warnes y Tucumán, en el Hospital Juan Domingo Perón, fue el sitio asignado para la realización de la ganadora, Romina Chávez (artista oriunda de Santiago del Estero, de 29 años). En su trabajo, se aprecian cuatro elementos básicos que dan forma a su pintura: dos figuras de mujeres (una criolla y otra originaria) amamantando a pequeñas criaturas; una secuencia de ornamentos vegetales que hacen de nexo entre ambas representaciones (incluyendo la iconografía clásica del tártago verde y central) y una cita a Artaud (1973) de Luis Alberto Spinetta. Uno de los primeros versos de la canción (“dale tibia leche de tu cuerpo”) aparece en español, guaraní y wichí en sus correspondientes traducciones.

El concurso, impulsado por la Secretaría de Cultura y Turismo de Tartagal, tenía como fecha límite el día 30 de julio para la presentación de bocetos originales, siendo el día sábado 7 de agosto la cita para el descubrimiento del proyecto ya concretado. La elección estuvo a cargo de Elizabeth Escalante (de la Comisión de Lactancia Materna del Hospital), Carla Corderlo (Directora de Asuntos de la Mujer y la Diversidad) y Carina Zuleta (Secretaría de Cultura). Este jurado de selección no incluyó, casualmente, a artistas visuales o plásticos en el análisis de los trabajos presentados: es decir, el juicio estuvo a cargo solamente de las funcionarias municipales y representantes de la institución sanitaria. No se firmó ningún dictamen ni devolución como jurado, sobre el contenido de la obra, devolución a la artista o justificación del resultado en términos artísticos. La obra parte de un sentido (y propósito) social y comunitario, más que en un sentido artístico o de búsqueda pictórica. La traducción de los versos de El Flaco, estuvo a cargo de la artesana Claudia Simplicio.

1. ¿Cómo surgió la inquietud de producir esta obra con una temática específica? ¿Qué te motivó a presentar tu trabajo a la convocatoria de concientización?

En realidad, me motivaron: tuve el apoyo de mi pareja alentándome a presentarme, ya que siempre quise participar de las convocatorias para artistas y por temor no lo hacía. Cuando vi el flyer del concurso se me vinieron a la cabeza varias ideas, pero no estaba segura de cómo plasmarlo, en cuanto al diseño en sí.

2. ¿Crees que el arte siempre debe incluir un mensaje o reflexión? ¿Cuáles son los temas o ideas que más te importa desarrollar?

Como todos sabemos, el arte, además de trasmitir belleza, transmite también las emociones, lo que uno piensa y siente con respecto al momento que el artista está atravesando. Creo que las imágenes hablan por sí solas, pero siempre viene bien un mensaje escrito para terminar de acoplar lo que se quiere o desea trasmitir. Los temas que más me interesan son el cotidiano común, aunque también me llama mucho la atención lo interno, lo surreal.

3. ¿Cómo se llevó a cabo tu proceso creativo desde el envío del boceto hasta el mural en su dimensión real?

El proceso fue un poco caótico al principio. Porque eran varias ideas y costó elegir una. El boceto fue armado pensando también en las personas que se ven a diario aquí en la cuidad. Concurro al Hospital y ver a diferentes etnias es la fotografía cotidiana de Tartagal. Luego de saber que fui seleccionada llegó el momento de plasmar el diseño al muro y que no lo podría haber hecho sin la ayuda de mi compañero y pareja, quien me apoyó en todo momento. Realizar el boceto en la pared y ya pasar luego a la pintura fue con un poco temor a que no quede como lo tenia imaginado en mi mente. Y al verlo ya terminado fue algo de no creer, no me lo esperaba, la verdad, que quede bien y guste a la gente.

4. ¿Por qué la inclusión de los versos de Spinetta? (Generalmente los artistas plásticos se abocan a la imagen, sin incluir textos explicativos o alusivos, pero vos elegiste citar una canción)

La inclusión de los versos de «Todas las hojas son del viento» de Spinetta fue una idea de mi compañero, que sabe más de música. La conocía pero no se me vino a la mente a la hora de bocetar. Me la mostró y quedó ahí, porque concordaba con la idea y con lo que se quería trasmitir.

5. ¿Cómo es, en tu experiencia, trabajar con la intención de visibilizar la cultura de los pueblos originarios -el mural muestra a una mujer criolla y a una mujer indígena-?

Se quería visibilizar las dos partes que se ven/vemos a diario. Y me pareció bueno que también las mujeres aborígenes se sintieran incluidas en el mural, en la imagen; además de que estaría realizado en el hospital, donde siempre concurren y se reciben a todos y todas las etnias que habitan en la región.

6. ¿Cuáles son tus búsquedas artísticas actualmente (estilos, materiales, promoción) y qué planeas desarrollar en tu obra?

Mi búsqueda artística… todavía la estoy buscando, jajajaja. últimamente estoy realizando pinturas minimalistas, sólo líneas. También me gusta hacer bordados sobre personajes de animé que me encantan. Espero poder seguir creciendo y mostrar lo que amo hacer. En esta oportunidad quisiera agradecer por la convocatoria, al Comité de Lactancia del Hospital de Tartagal, a la municipalidad de Tartagal (Secretaría de Cultura y Turismo), a mi compañero quien me incentivó a participar y ayudarme en el proceso. Y a mi familia en Santiago que los extraño. Gracias a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here