El 3 de abril se oficializan las listas a rectorado, decano y consejerías, crecen las expectativas, el aparato eleccionario de algunas listas se empieza a notar y el aire tenso de la competencia recorre las instalaciones de la casa de altos estudios. (Gabriela Hernández) 

Un grupo de estudiantes de la UNSa realizó una encuesta en las redes sociales y en algunas facultades en donde otros estudiantes, docentes, graduados y trabajadores votaron la lista a rector de su preferencia. Tras la difusión, los primeros resultados emiten una pelea “cabeza a cabeza” entre la lista Primero la UNSa, del actual rector Antonio Fernández Fernández – Mirta Daz, y la lista de Mónica Moya – Cecilia Gramajo, “Martínez Borelli”; mientras que en tercer lugar quedó la dupla del exrector Víctor Claros – Graciela Morales. Si bien la encuesta no es exacta al 100% los resultados muestran un primer acercamiento.

En cuanto al movimiento político, al recorrer la universidad notorio el aparato económico que se mueve cuando de publicidad se trata: miles de pesos son gastados y no tan solo en papeles o banners sino también en la compra de voluntades o de contratados temporales o permanentes (según el resultado del acto eleccionario) que hacen diferentes trabajos desde pegar carteles hasta realizar “aprietes”: “Un tipo se me acercó cuando estaba pegando carteles en la Facultad de Económicas, me amenazó, dijo que me iba a suceder algo si no abandonaba el lugar y luego se fue”, contó a Cuarto Poder un asustado estudiante de la Facultad de Humanidades. Y es que ganar estas elecciones no tan sólo significa el pago de los más altos sueldos sino la obtención de un gran poder que puede ser usado para el bien de la comunidad o para la simple obtención de intereses.

Según el estatuto el Rector es la figura representante de la Universidad y tiene los siguientes deberes y atribuciones: 

  • Tener a su orden, conjuntamente con el o los funcionarios que corresponda, los fondos de la Universidad y disponer su aplicación. Percibir todos los derechos y demás recursos universitarios por medio de Tesorería y con intervención de Contaduría y darles la distribución que corresponda, de acuerdo a las pautas fijadas por el Consejo Superior.
  • Dirigir y ejercer la administración general de la Universidad.
  • Convocar y presidir las sesiones de la Asamblea Universitaria, hacer cumplir sus resoluciones e informar sobre las mismas.
  • Convocar al Consejo Superior, expresando en la convocatoria los asuntos a tratar; presidir sus sesiones ordinarias y extraordinarias y ejecutar los acuerdos y resoluciones del mismo.
  • Expedir, conjuntamente con los Decanos, los diplomas universitarios de los títulos profesionales y grados académicos, como así también los certificados de reválidas de títulos profesionales extranjeros.
  • Requerir los informes que estime conveniente.
  • Nombrar y remover al personal de apoyo universitario cuya designación no esté atribuida a otras autoridades universitarias.
  • Elaborar el proyecto de presupuesto anual de la Universidad y presentarlo al Consejo Superior.
  • Informar anualmente a la Asamblea Universitaria sobre los resultados de su gestión.
  • Ejercer las jurisdicciones policial y disciplinaria en su ámbito.
  • Designar y remover, con acuerdo del Consejo Superior, a los titulares de las Secretarías.
  • Designar y remover al presidente, vicepresidente y secretario del Consejo de Investigación, de acuerdo con lo dispuesto por el Artículo 69 del presente Estatuto.
  • Suspender la aplicación de Resoluciones del Consejo Superior hasta su próxima sesión, en la cual debe tratarse indefectiblemente la Resolución observada, pudiendo el Consejo insistir en su cumplimiento con el voto de la mayoría simple de sus miembros. 

Por otra parte, mientras más se acercan las elecciones del 17 de abril, más se empapela la UNSa con la imagen de los diferentes candidatos que pelearán por las representaciones de los distintos claustros. “Muchas caras y pocas propuestas” acuerdan en decir algunos estudiantes que poco y nada saben de las personas que ven en los carteles, y es que en las campañas publicitarias se apuesta más por la imagen y slogans cortos que diferencien:

Gramajo – Moya: “La verdadera alternativa para la UNSa”

Fernández – Daz: “Primero la UNSa pública y gratuita”

Claros – Morales: “Universidad pública siempre”

Al caminar por las calles de las facultades se pueden observar a docentes y estudiantes pegando carteles en muros, ventanas y pasillos, por otro lado desde la lista del exrector Claros se prefería contratar gente de fuera y dentro de la UNSa (personal de obras y servicios por ejemplo) para pegar carteles por la noche cuando todo está cerrado y nadie los puede ver.

Algunos estudiantes militantes se quejaron de que en épocas en donde sólo hay elecciones estudiantiles no se les deja pegar carteles en cualquier lugar mientras que en estas elecciones generales los candidatos al rectorado pueden pegar publicidades en los lugares más insólitos llegando a dañar la pintura de las instalaciones u obstruyendo pasos y ventanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here