Las autoridades nacionales tienen la decisión tomada: el apoderado partidario no responde a las autoridades partidarias en Salta.

El PRO que a nivel nacional encabeza Patricia Bullrich intervendrá al partido, en Salta.

Hace rato que a ese partido le falta identidad en la provincia, pero en Buenos Aires recién se encendieron las alarmas cuando el apoderado Marcelo Montaldi apoyó la moción de eliminar las PASO, cuando el macrismo ya había tomado una postura contraria que pretendían que se refleje a lo ancho y largo del país. Y al tomar conocimiento que fue una decisión personal del apoderado, las autoridades decisión intervenir el partido para trabajar de manera coordinada camino a las próximas elecciones legislativas.

Patricia Bullrich, presidenta del PRO nacional, le encomendó a Cristian Ritondo, vocal primero del PRO, que se encargue del caso Salta, y se sorprendió con el informe que le presentó el ex ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires: “hay un sector que está jugando a dos puntas, y no responde al PRO sino al gobernador Sáenz que ahora volvió a ser peronista”, palabras más, palabras menos, fue lo que informó Ritondo, por lo que Bullrich ordenó buscar inmediatamente a una persona “nuestra” que se haga cargo del partido en Salta. Es lo que se conocerá en los próximos días.

En Salta, la presidencia del PRO quedó en manos de la diputada Gladys Moisés, por la licencia solicitada por el actual ministro de la Producción, Martín de los Ríos, quien aún le queda casi un año de gestión. De los Ríos logró esquivar, así, la decisión del PRO de tomar distancia del gobierno de Gustavo Sáenz, luego de que el mandatario decidiera incluir en su gestión gente del peronismo de Urtubey y también sumar a sus funcionarios a la conducción del PJ, y, por último, porque el gobierno provincial no le ha dado participación institucional al PRO pese a que conformó el frente que llevó a Sáenz a la gobernación. Moisés asumió con esa misión de tomar distancia y marcar diferencias entre las medidas de Sáenz y el lineamiento partidario.

Gladys Moisés apenas asumió le pidió a Montaldi que le deje la asesoría letrada libre, teniendo en cuenta las diferencias de criterios y que De Los Ríos ya no volverá al cargo hasta el vencimiento de su mandato, pero Montaldi se negó aduciendo que había sido designado hasta el fin del mandato de la gestión.

Y colmó a las autoridades cuando participó en representación del PRO de la ronda de consultas sobre las medidas electorales que tomó el gobierno. O sea, que el PRO en Salta tiene dos conducciones: Moisés, que en calidad de vice, asumió en reemplazo de De los Ríos, y Montaldi por estrategia del sector de los «traviesos» que pretenden «usar el partido para beneficios de sus proyectos personales».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here