En Orán detuvieron a un empleado municipal de quien se sospecha hacía negociados vendiendo licencias truchas para taxis hasta por 30.000 pesos.

La detención la realizaron en las pasadas horas, luego de una extensa investigación dado que el ahora tras las rejas, Mario Tárraga, contaba con un par de domicilios registrados. Entonces fueron a uno, no estaba, fueron a otro y se encontraron con su pareja, quien luego de negar la presencia del buscado, largó la data que derivó en la detención por parte de la División Brigada de Investigaciones N° 2.

En julio pasado se inició, a través de la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos, la investigación puesto que se sospechaba que Tárraga estaba realizando negociados un tanto turbios con las habilitaciones para taxis en aquella ciudad, las cuales implicarían el cobro indebido por otorgar licencias a cambio de sumas que iban desde los 15 hasta los 30 mil pesos, calculando que con todos los “trámites” realizados el señor Tárraga se habría embolsado cerca de 400 mil pesos.

Lo que falta determinar es quién dejó pasar tales negociados y las implicancias entre este personaje y los de mayor jerarquía municipal. Aunque sabemos que en Orán todo puede suceder, si es que alguien lo permite.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here