El fiscal que investiga irregularidades en la transfusión de plasma para pacientes con Covid-19 dijo que antes de fin de año finalizará la investigación, pues ya tiene muchas pruebas.

Hace más de 10 años que CUARTO PODER denuncia el negociado de la sangre en Salta. Cuando trascendió que un instituto privado intentó cobrar por el plasma a un paciente con Covid-19, el negocio se hizo visible para todos.

El fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio, quien investiga el caso, dijo a Fm Profesional que cuentan con “elementos contundentes” en la investigación para saber si hubo o no un delito por parte del Dr. Martín de la Arena. Antes de fin de año realizaría el pedido de elevación a juicio.

El escándalo surgió a fines de septiembre. Se conoció que el Dr. Martín de la Arena, propietario de la empresa HemoSalta, pretendía cobrar 30 mil pesos por una transfusión de plasma a un paciente con covid-19. Tras ello, el propio ministro de Salud, el doctor Juan José Esteban se comunicó con De la Arena, quien emitió una nueva nota desestimando lo antes mencionado.

En este marco, la Fiscalía de Delitos Económicos inició una investigación por posible defraudación al Estado, dado que es el Centro Regional de Hemoterapia, que depende del Ministerio de salud de la Provincia, el que provee el plasma obtenido a partir de la donación voluntaria de particulares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here