La popular fiesta patronal salteña tiene como lugar central a la capital de la provincia, sin embargo hay quienes dicen que las verdaderas imágenes hacedoras de milagros están en El Piquete de Anta. (Gabriela Hernandez)

 

Este año volvió a ser atípico para miles de fieles en la Ciudad de Salta a causa de la pandemia: procesión fragmentada y sin masividad, imágenes que recorrieron distintos puntos de la ciudad, peregrinos sin recibimiento y asistencia habitual, personas tirando vallas de seguridad para llegar a la catedral, amontonamientos, autoridades eclesiásticas hablando de una ley nacional y convocatorias en redes sociales para romper los protocolos sanitarios en la festividad religiosa más importante de Salta: El Milagro Salteño.

 

Sin embargo en esta tierra llena de leyendas y milagros lo que nos encuentra en esta nota es una vieja disputa de milagrería entre la capital y el interior de la provincia.

El Señor y la Virgen del Milagro también están en Anta

 

Al igual que en la capital, en El Piquete de Anta en la Iglesia de la Virgen y el Señor del Milagro también se celebra el milagro salteño con imágenes que muchos nombran como “los verdaderos Señor y Virgen del Milagro” al estar ubicado el lugar en el real epicentro del terremoto de 1692 y cercano/conectado a la perdida “Ciudad de El Esteco”. Este año se realizó en el lugar un triduo que contó con una Fiesta de la Exaltación de la Cruz, Solemnidad al Señor del Milagro, Procesión y Renovación del Pacto de Fidelidad, al evento concurrieron miles de fieles.

 

Disputa milagrera

 

En su libro “Los escombros del progreso: Ciudades perdidas, estaciones abandonadas y deforestación sojera en el norte argentino” Gastón R. Gordillo habla de “Las verdaderas imágenes del Señor y la Virgen del Milagro” en el apartado retrata lo siguiente:

Las ruinas del El Piquete y Esteco son nodos luminosos que pertenecen a una constelación que los conecta con la capital provincial, la ciudad de Salta. Si bien en el resto de la provincia de Salta El Piquete no es tan famoso como Esteco, en Anta este lugar ha alcanzado un estatus legendario como antiguo símbolo de prosperidad del departamento. Esta riqueza y el hecho de haber sido afectado por un terremoto en 1948, hacen que algunos vean a Piquete de Anta como epicentro de las fuerzas tectónicas que destruyeron Esteco” y agrega:

“Estas percepciones hacen que, para muchos peregrinos, Piquete de Anta sea el auténtico centro de la Fiesta del Milagro en la provincia”, está autenticidad también se cristaliza en los objetos sagrados guardados en la iglesia, pues la gente del lugar y los peregrinos insisten en que estas imágenes son “las verdaderas imágenes del Señor y La Virgen del Milagro”. Para sumar a su significado las imágenes sobrevivieron a varios ataques realizados hacia Los Jesuitas.

Opulencia Vs Humildad

 

En su libro Gordillo también retrata “que la gente de la zona y muchos peregrinos insisten en que las imágenes de las ruinas de El Piquete son “las verdaderas” y hacen que contradigan elementos de la doctrina católica oficial. Así, destacan que La Vírgen de El Piquete de Anta es “pobre” y de “piel oscura” y la contrastan con la Vírgen lujosamente vestida de la Catedral de Salta, expresando los sentimientos subalternos y anti jerárquicos que también definen la veneración de La Vírgen de Huachana en Santiago del Estero. Las similitudes con la Virgen de Huachana también incluyen la percepción de que en Piquete de Anta la Vírgen y Señor del Milagro están comprometidos a pertenecer a un lugar hoy marginado y en ruinas. Ello se hizo evidente luego del terremoto de 1948 que destruyó gran parte de la antigua iglesia. Según se cuenta en la zona “un cura” trató de llevar las imágenes a otro lugar, pero cuando las estaba cargando en una camioneta una multitud de gauchos armados lo detuvo y lo obligó a dejarlas. En otra ocasión otro cura intentó llevarse las imágenes en medio de la noche, pero su camioneta “se encajó” misteriosamente en el río y no pudo avanzar. El mensaje era claro: El Señor y la Vírgen no querían irse, aunque El Piquete estuviera reducido a escombros.

 

Sobre el lugar

La Iglesia de la Virgen y el Señor del Milagro, está localizada en El Piquete, un pequeño paraje del departamento de Anta, distante 42 km al norte de la localidad de Joaquín V. Gonzalez

A este lugar llegaron los Jesuitas a mediados de 1700 y establecieron un sitio de paso obligado para los que se trasladaban de este a oeste. Hoy sólo quedan en el paraje El Piquete algunas construcciones que sobrevivieron para dar testimonio de aquella época y muy pocos habitantes.

En El Piquete hay una gran iglesia abandonada y a su lado otra más pequeña creada en 1961, construida con el esfuerzo y la devoción de los vecinos de los alrededores, que se abre una vez al año, el día de la fiesta patronal del Señor y la Virgen del Milagro, hace poco esta fue vuelta a restaurar y pintada por la gente del lugar, aquí están guardadas las mayores reliquias del lugar: las imágenes de la Virgen y del Señor de los Milagros (¿Los verdaderos?)

Historia registrada

En los 90´se produjo una serie de documentales producidos por la Fundación “Jujuy Tercer Milenio”, la serie cuenta con 10 capítulos correspondientes a distintos templos relevados. El video de El Piquete de Anta fue realizado  en el año 1998 en VHS pero el canal del youtube “biblioteca CFI” del Consejo Federal de Inversiones lo digitalizó y puede ser visitado a través del siguiente link: Iglesia de la Virgen y el Señor del Milagro – El piquete, Saltahttps://www.youtube.com/watch?v=qQUv4V7JQjo&t=14s

 

Como siempre El Piquete y su gente sueñan con que el lugar sea repoblado, que vuelva a surgir de sus ruinas y pueda albergar a familias que quieran disfrutar de tan místico y mítico lugar. Salta no es solo su capital como siempre es necesario una cuota de federalismo provincial para resolver los problemas presentes en toda la provincia.

 

Las fiestas del pueblo

 

En cuanto a las fiestas, a pesar de ser Salta una provincia habitada por pueblos originarios no cuenta con una gran fiesta en honor a su diversidad cultural, no hay una fecha en donde el gobierno y todos sus dispositivos mueva una gran cantidad de presupuesto y organización cómo se realiza en El Milagro, y es que en Salta la religión católica aún ve en las prácticas ancestrales de los aborígenes el “paganismo” o “actos del diablo”, criticando y juzgando rituales como la celebración de la Pachamama por ejemplo. Es indispensable pensar en un evento gigantesco para honrar y agradecer que tenemos una provincia con diversidad cultural, pensar en un evento provincial en donde participen todos nuestros pueblos y no dejar siempre en el centro el modelo católico europeo y feudal basado en la opulencia más que en la espiritualidad del ser humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here