Los testimonios que echan por tierra los montajes del Ministerio de Salud Pública y del gobierno  provincial para invisibilizar la problemática del dengue en el interior  de la provincia. Además ahora también se conocen casos en Las Lajitas donde una enfermera contrajo tres arbovirosis: dengue, zika y chikungunya. (Claudia Álvarez Ferreyra)

En el hospital del Milagro desde la semana pasada ingresaron tres casos de dengue,  Carina Vásquez (45) y Luciana Alcoba (26) habrían padecido dengue hemorrágico, Micaela Vilca (45) dengue tipo 1. Las tres mujeres habrían contraído el virus en el norte provincial, General Mosconi Tartagal y en La Unión (Rivadavia).

Ricardo Rossi es hijo de Carina Vasquez, grabó un vídeo en estos días para desmentir al gobierno provincial y al ministro de salud Roque Mascarello puesto que en los medios decían que su madre tenía anemia.

Rossi dice que su madre ingresó con dengue hemorrágico el miércoles 1 de mayo al hospital del Milagro en Salta Capital. Este jueves le dieron el alta. “El médico me dijo a mí que era dengue hemorrágico tipo 1. Me sorprendió que incluso acá en capital también se lo quiera ocultar diciendo que es un caso de anemia y no entiendo por qué o cuál es el objetivo de todo esto porque perjudican a toda la gente del norte. No declaran la emergencia sanitaria y a la gente allá en el hospital no la atienden por eso nosotros tuvimos que ir el 30 de abril por nuestros propios medios a buscarla a mi madre y toda la gente que se está atendiendo acá se vino porque cuando fue al hospital de Tartagal estuvo 8hs y no le dieron ninguna atención y después se fue a Mosconi, ahí le confirman por los síntomas y la caída de plaquetas  que era dengue, le ponen un suero y la mandan a la casa otra vez”.

En el hospital del Milagro comenta Rossi “La trataron bastante bien en cuanto vieron que las plaquetas estaban bajas le hicieron la transfusión instantáneamente  y los donadores que nos pidieron fueron para devolverle esa cantidad al banco de sangre”.

Los argumentos contra la versión de un caso de anemia

Rossi sostiene al menos dos argumentos para refutar al ministerio de salud:  “1. no se le hizo transfusión de sangre sino de plaquetas y 2. a ella y las otras chicas que estuvieron ahí se las trató con extremo cuidado por  la enfermedad, se les ponía telas mosquiteras sobre las camillas, nos llevaron pastillas repelentes y  nos pidieron que por favor extrememos los cuidados con repelentes en crema”.

La política sanitaria del ocultamiento

“La respuesta ante el problema del dengue es nula. Pedimos que se difunda esto, no por nosotros porque ya devolvimos la sangre al banco, ya estamos tranquilos, le dan el alta pero porque tengo familia en el norte, y porque vi otros casos de gente, ahora hay otra sra. que acaba de llegar, es de Salta y también estuvo grave, se nota en la piel generalmente porque las piernas se hinchan y quedan rosadas…”, plantea Rossi.

Las advertencias de una sobreviviente

Luciana Alcoba tiene 26 años, es oriunda de General Mosconi pero vive por razones de trabajo y estudio en San Miguel de Tucumán. Contrajo dengue en su lugar natal mientras vacacionaba en la casa de sus padres. En Tucumán comenzó con los síntomas, fue al hospital,  luego de analizar sus  muestras de sangre en las áreas  de infectología de los hospitales Padilla y Nestor Kirchner, le diagnosticaron dengue, siendo el primer caso que ocurría en esa provincia. A Luciana no la pudieron asistir, por lo que cuenta al parecer el personal médico no estaba preparado para atender casos de dengue hemorrágico allí. Tuvo que viajar en colectivo, sin derivación a Salta donde acudió al hospital del Milagro, cuenta que en un primer momento no la querían atender, pero después le pidieron análisis y la internaron. Después de haber estado muy complicada su salud logró recuperarse. El martes le dieron el alta y se encuentra de nuevo en Tucumán. Su caso fue el  más grave de las tres mujeres que compartieron la sala de dengue   “tengo que hacer un seguimiento por lo que tuve un dengue hemorrágico para ver como siguen mis plaquetas, mis glóbulos blancos y rojos y las manchas que me habían quedado en el cuerpo por la misma hemorragia, ya estoy mejorando. Tengo que seguir con el cuidado del repelente, -controlar- si sigo haciendo fiebre”.

Luciana sostiene “En el Hospital no confirmaron el dengue hemorrágico tampoco nos dieron ni nos firmaron la salida cuando te dan el alta. El médico que nos atendió a nosotros  parece que tenía una orden desde el hospital del Milagro para que no nos den la historia clínica. En ningún momento nos dijeron ‘tienen que volver’ o ‘hay que seguir un registro”, yo tuve que ir a otro médico a ver cómo sigue después el proceso”.

El padre de la joven que es odontólogo, habría recibido presiones para no hablar del caso de su hija o para que ella no lo contara por sí misma. Luciana quiere que lo sucedido con ella se difunda porque hay personas en riesgo por la forma en la que el gobierno está abordando estos temas. Ante la falta de asistencia, de  insumos, de médicos, y por el abandono estatal. En Tucumán mandaron a fumigar el edificio en que vive, a revisar los lugares donde podría propagarse el mosquito,  y repartieron repelentes a sus vecinos. En General Mosconi, nadie fue a asistirlos en su casa para prevenir que haya más contagios. Luciana comenta que en marzo. abril, su mamá  y hermano habían tenido síntomas pero les dijeron que eran cuadros febriles, ahora creen que también era dengue.

El ministerio de salud envió a una médica infectóloga para “empaburar”

Según el relato de Luciana Alcoba y del hijo de otra de las pacientes,  el ministerio de salud envió a la médica infectóloga Paula Herrera a darles una charla en la que habría intentado persuadir a las mujeres en restarle importancia  a sus padecimientos con el dengue.

Ricardo Rossi nos dice: “Paula Herrera fue a querer calmar, a decirle a estas tres mujeres que estaban muy enfermas que lo de ellas no era tan grave como les estaban diciendo y ahí se puso tensa la situación porque fue casi un insulto ir a decirles  eso a tres mujeres que estaban muy enfermas, mi madre y -una joven- habían tenido síntomas de dengue hemorrágico, tos, vómito, y orina, con sangre”.

Luciana Alcoba también habla de la misma situación: “Nos fue a dar una charla antes de que nos vayamos, decía que la mandó el ministro, nos decía que estábamos mal informadas respecto al dengue, que no era para alborotarse tanto. Creo que fue a empaburarnos”.

En Tartagal, los/las vecinos/as armaron un grupo en Facebook al que se sumaron muchísimas personas que cuentan y muestran los resultados de sus exámenes médicos o de sus familiares, todos/as los/as pacientes consultados tienen  quejas del Ministro  Roque Mascarello que fue a la ciudad a negar los casos de dengue y en particular el hemorrágico y las muertes por este virus.  Desde el gobierno hablan de cuadros febriles,  pero los testimonios  de mucha gente dejan en evidencia la deficiente política sanitaria que se está implementando. En la Cámara de Diputados ya se planteó esta problemática y pese a que se aprobó el pedido de nombramiento de profesionales y que mandaran insumos, lo que fue luego anunciado por el gobernador, no se estaría cumpliendo, los/as pacientes informan que en algunos hospitales sigue habiendo un solo médico de guardia, por ejemplo.

El dengue se propaga a otros lugares de la provincia

Por otro lado la problemática se está expandiendo a otros puntos de la provincia, esta semana se conoció el caso de una enfermera en Las Lajitas, departamento de Anta, que contrajo dengue, zica y chicungunya. Habría además más casos con dengue, entre ellos el de una concejala que habría contraído el virus.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here