Cada vez queda menos claro cuál es la idea del ministerio de Seguridad respecto de los controles policiales. Ayer, la policía había informado que permanecerían sólo en dos puntos de la ciudad. 

 

A horas de que la Policía de la provincia anunciara que los retenes vehiculares se reducirían a dos puntos de la ciudad (Rotonda Limache y Av. Arenales), la Av. Perón se vio colapsada de vehículos por un control policial del que formaban parte apenas tres efectivos. Demoras de hasta 45 minutos para llegar al centro hicieron estallar de bronca a los salteños en la mañana de hoy.

Aunque la flexibilización de la cuarentena ya se hace sentir en las calles de Salta, ayer se indicó que habría menos controles a vehículos y que continuarían funcionando los filtros en la zona céntrica. El flujo vehicular aumentó, pero se dispone de menos recursos para la fiscalización, por lo que algunos puntos son un verdadero caos.

«El Ministerio de Seguridad define las estrategias de control vehicular y particular diariamente. Hay días en que los controles son fijos y otros son móviles. Va cambiando la estrategia de control conforme a las necesidades y evolución de la situación», comentó el secretario general de la gobernación Matías Posadas.

En el caso de transporte público urbano se comunicó que sólo podrá ser utilizado por aquellas personas que se encuentren exceptuadas por decreto, lo que no incluye a personas que van a hacer compras, independientemente de su terminación de DNI. Además, se aclaró que no están permitidas las salidas de esparcimiento, ni para hacer actividad física.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here