La Cámara de Diputados aprobó la adhesión a la normativa nacional N° 26.130 que establece el «régimen para las intervenciones de contracepción quirúrgica», un método anticonceptivo  entre los disponibles para elegir y que debe ser incluido en las consejerías en salud sexual y reproductiva. El proyecto fue presentado por la diputada Alejandra Navarro (PV).

Las prácticas reconocidas son la unión de trompas de Falopio y/o ligadura de conductos deferentes o vasectomía. El proyecto prevé que se deberá fomentar una campaña de difusión e información masiva de la naturaleza e implicancias de las intervenciones de contracepción quirúrgica, en todos los medios masivos de comunicación y en especial  en los lugares donde se lleven a cabo los programas de atención primaria de la salud.

Será obligatorio contar con una instancia de consejería que debe estar integrada por un profesional gineco-obstetra o urólogo, un psicólogo y un trabajador social, debiendo abocarse a su consejo en un plazo no mayor a sesenta días de solicitada  la practica quirúrgica. La consejería deberá comunicar la naturaleza e implicancias sobre la salud de la práctica realizada; las alternativas de utilización de otros anticonceptivos no quirúrgicos autorizados; y las características del procedimiento sus posibilidades de reconstrucción anatómica y de restitución funcional, sus riesgos y consecuencias.

La diputada Alejandra Navarro aseveró que no en todos los hospitales del interior de la provincia se cuenta con este servicio de salud, lo que quita derechos a los salteños y a las salteñas sobre su forma de elegir métodos anticonceptivos; a la vez que resaltó que es mayor el número de mujeres que de hombres que recurren a este tipo de prácticas quirúrgicas.

“Es bueno que la gente se acerque a las consultorías o a cualquier médico que los asesoren sobre el tema, para poder tomar una decisión sobre lo que es mejor para cada persona”, dijo la legisladora. El diputado Claudio Del Plá aseguró que está a favor de que se ofrezca este derecho a los/as salteños/as a la hora de elegir el mejor método anticonceptivo. Cuestionó la implementación de la objeción de conciencia en estos puntos ya que desde su punto de vista sólo está presente cuando se cuestiona la libertad sexual y reproductiva de la mujer y no en otros puntos importantes de la sociedad.

El diputado Juan Fernández Molina, manifestó que es muy necesaria la presencia de estas consultorías en el interior de la provincia y que se trabaje para que en un futuro cercano la práctica esté cubierta por el Instituto Provincial de la Salud (IPS) ya que la misma no tiene un alto costo.

El proyecto es autoría de la diputada por Anta,  Alejandra Navarro. Fue aprobado por unanimidad y pasó al Senado en Revisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here