miércoles, febrero 1, 2023
Inicio Locales Capo narco Castedo fue condenado a 16 años de cárcel

Capo narco Castedo fue condenado a 16 años de cárcel

Delfín Castedo fue sentenciado a prisión por la Justicia Federal de Salta, al considerarlo jefe de una asociación ilícita dedicada al narcotráfico y al lavado de activos. Su hermano y parte del clan también recibieron condena.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de Salta condenó hoy a Delfín Reinaldo Castedo, uno de los mayores capo narco del país conocido como «el patrón del Norte», a la pena de 16 años de prisión tras considerarlo jefe de una asociación ilícita dedicada al narcotráfico y al lavado de activos provenientes de dicha actividad.

Además fue condenado como partícipe necesario del delito de «falsificación material de documento público» y coautor de «falsedad ideológica de documento público agravada por tratarse de un documento destinado a acreditar la habilitación para circular de vehículos». Asimismo, en relación al uso de esos documentos, el Tribunal, presidido por Federico Santiago Díaz e integrado por Marta Liliana Snopek y Mario Juárez Almaraz, absolvió a Castedo por el beneficio de la duda.

Por otra parte, los jueces condenaron a Raúl Amadeo Castedo -hermano del jefe de la organización- y al martillero público Eduardo Torino, a nueve años de prisión como miembros de una asociación ilícita. Por el mismo delito, les impusieron una pena de 7 años de prisión a los comerciantes Alberto Yudi y Luis Yudi, mientras que la ex mujer del líder del clan, Melba del Carmen Araujo, recibió 5 años de prisión.

En tanto, Mario Alberto Yudi -hijo de Alberto- fue condenado a tres años de prisión por lavado de activos, pero resultó absuelto por el beneficio de la duda respecto a la imputación como miembro de la organización. Además, todos los condenados deberán abonar multas de entre $90.000 y $1.200.000.

Previo a las condenas, y en oportunidad de efectuar sus últimas palabras ante el Tribunal, los hermanos Castedo rechazaron las acusaciones y las adjudicaron a una persecución en su contra. Por su parte, Torino insistió en que era ajeno a los hechos y que todo fue producto de un “mal negocio”. Araujo, por su parte, se describió como «una mujer sencilla, de pueblo que le tocó ser la mujer de Castedo» y resaltó que se enteró de una infidelidad de su expareja durante el juicio. Los Yudi se limitaron a expresar su inocencia y a pedir una sentencia justa.

Don`t copy text!