Aseguran que a la intendenta sólo le interesó hacer un “negocio familiar” con los talleres de revisación técnica.

Trabajadores de los talleres de revisación técnica protestaron hoy por el centro de la ciudad, denunciando denuncian que «Bettina Romero quiere monopolizar el servicio».

Son más de 20 personas que perdieron sus trabajos. “Nosotros somos 20 empleados que hemos quedado en la calle, todo por el negocio familiar de la Intendenta. Ella es sobrina del dueño de REVESA que está en la avenida independencia y J Fernández”, dijo uno de los manifestantes.

“Lo único que falta para que volvamos a trabajar es la firma del convenio que lo tiene que hacer la municipalidad, porque nosotros no es que somos empresa nueva. Hace más o menos 4 años estamos trabajando”, profundizaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here