El Juez Jorge A. Benatti del Juzgado de Familia de la Ciudad de Chipoletti, provincia de Buenos Aires ordenó un fallo trascendente para cuestiones de familia. El análisis de la abogada Antonieta Plaza*.

En el caso de deudores incorregibles en el pago de cuotas alimentarias, el juez ordenó lo siguiente:

“Intimar al Sr. G. E. P. para que mensualmente abone en tiempo y forma la cuota alimentaria establecida en autos; bajo apercibimiento de ordenar su arresto los días sábados desde las Hs.13:00 hasta las Hs. 06:00 del día lunes posterior, renovándose el arresto todos los fines de semana hasta tanto se cancele cada cuota alimentaria.”

Conforme lo establece el Art.553 del CCCN dentro de las facultades de los jueces están las de imponer al responsable del incumplimiento reiterado de la obligación alimentaria medidas razonables para asegurar la eficacia de la sentencia.”

En el caso bajo análisis el Juez Benatti hace una exhaustiva descripción de la normativa que habilita al arresto de fin de semana por incumplimiento reiterado de los deberes de asistencia familiar.

La peticionante, solicitó al juez las medidas teniendo en cuenta que el deudor alimentario no tenía bienes registrables a su nombre ni tampoco se desempeñaba como trabajador registrado pero que había iniciado un nuevo grupo familiar para el cual atendía todas sus necesidades.

La madre del niño solicitante y pareja anterior del demandado informa también sobre un cumplimiento parcial-un mes si otro no-junto a la planilla de los meses adeudados.

La primera reflexión a la que arriba el juez es que imponer sanciones conminatorias en los términos de aplicación del Art.804 del CCCN no lograría más que agrandar la deuda. También el juez sopesa la posibilidad de suspender la licencia para conducir del demandado pero al conocer que desarrolla actividades de transporte del tipo de flete considera que esto podría atentar contra la única actividad productiva que desarrolla el alimentante.

De manera tal que se verificó que el demandado incurre en OMISIONES VIOLATORIAS de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, de la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (Belén Do Pará) y la Ley 26.485 de violencia de género .Todo esto da Motivo para que el magistrado en uso de sus facultades sancionatorias y en línea de tomar medidas para proteger la superioridad entendida esta última como la preeminencia-privilegio que no puede soslayarse del Interés superior del niño; norma que engloba a la TOTALIDAD de los derechos del niño; verificando la vulneración a un derecho humano; atenta a la vulnerabilidad intrínseca de los niños niñas, adolescentes; todo esto en línea de proteger su derecho a vivir con dignidad, libertad e igualdad; para lo cual deben contar con la alimentación vital para su subsistencia en los términos del Art.11 (PEDESC) Pacto de Derechos Económicos Sociales y Culturales y en virtud del cual se reconoce el derecho de toda persona a un nivel adecuado de vida para sí y su familia, incluida la alimentación el vestido y la vivienda así como el derecho a una mejora continua en sus condiciones de existencia.

El juez indicó también; que si bien en nuestro país está prohibida la prisión por deudas; la Convención Americana de derechos humanos establece que los incumplimientos derivados de la Obligación Alimentaria constituye una excepción a la prohibición general de detención por deudas ( Art.7 Inc.7) Sanción que es debidamente compatible con la necesidad de que el alimentante cuente con tiempo para realizar tareas que le provean de medios para satisfacer la cuota alimenticia y que también en caso de cancelar la deuda alimenticia generada sea dejada sin efecto por desaparecer el presupuesto de hecho que la motiva

El fallo culmina con el apercibimiento al deudor de pagar en 10 (diez) días el monto de las cuotas adeudadas bajo apercibimiento de disponer su arresto en la comisaria mas cercana a su residencia o barrio.

Por ultimo quisiera destacar que la particularidad del fallo es que  hace mención a la norma de prevención y erradicación de violencia contra la mujer ya que el incumplimiento total, parcial o tardío constituye un modo particularmente insidioso de violencia de género en la familia pues ocasiona un deterioro de la situación socio económica de la mujer que repercute negativamente en su calidad de vida al limitar los recursos destinados a satisfacer las necesidades que deben cubrirse y la priva de los medios imprescindibles para afrontar la vida con dignidad.

Es que ante la ausencia del aporte alimentario del progenitor las necesidades básicas deben ser solventadas por las madres quienes deben a su vez procurarse lo propio para su cuidado y subsistencia.

De manera tal que este fallo deviene en franca colaboración para visualizar que la naturalización de que la mujer “debe” ser proveedora de cuidado como si fuera una asignación biológica, es la base patriarcal y machista sobre la que se apoya el incumplimiento del hombre.

Por lo que concluye que estas medidas tienden a equilibrar, buscar igualdad y remover la relación de poder sobre la cual se asienta el permiso que socialmente asiste al hombre en incumplir la cuota alimentaria con tanta frecuencia y habitualidad. –

Dra. Antonieta Plaza

Abogada UBA