El senador nacional, Juan Romero, tendría que pagar $4 millones. Ahora se entiende por qué se resiste tanto pese a que se trata de un «aporte» por única vez. 

Muchos legisladores salteños ya pusieron reparos a aprobar el aporte de las Grandes Fortunas. Y está claro por qué: no quieren pagar.

El senador salteño y exgobernador de Salta, Juan Carlos Romero, se encuentre entre los 10 funcionarios con más patrimonio en su poder. Por este motivo, en caso de aprobarse tendría que pagar aproximadamente 4.000.000 de pesos. El patrimonio declarado por el exmandatario provincial es de $214.400.554,61 y una parte se encuentra fuera de Argentina.

El macrismo se resiste a capa y espada. Mientras que el oficialista lo toma como un aporte extraordinario en medio de la crisis generada por la pandemia.

Uno de los que también puso reparos fue Jorge Brito, dueño del Banco Macro. Dijo que para él, el aporte por única vez que deben realizar las Grandes Fortunas creará una “rebelión fiscal” como nunca antes se vio. Es decir, no quieren soltar un peso

“No se puede castigar doblemente a aquellos que, además de estar pagando una tasa realmente alta, deben a su vez aplicar esos fondos privados a la generación de nuevos emprendimientos”, cuestionó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here