Todo parece indicar que los precios de la carne seguirán subiendo y subiendo y subiendo. Faltan vacas, sobran los especuladores. ¿Nos haremos vegetarianos?

Habrá que sembrar en el patio y no faltará el que empiece a mirar con otro tipo de cariño (un cariño del tipo Hannibal-Lecter) a perros y gatos; pero lo cierto es que hacer un asadito es y será cada vez más difícil. Flavia Royón, gerente de Frigorífico Bermejo, dijo que la efectividad de los acuerdos de precio es nula. Royón opinó en Profesional FM que la inflación es una realidad que hay que enfrentarla en el país, y para ello se necesita tener soluciones de fondos ya que los acuerdos de precios todos estos años han fracasando. Como gerente del Frigorífico Bermejo explicó que el comportamiento de la carne viene aparejado a la desactualización de precios que venían sufriendo el sector y hoy este se escapó producto de la pérdida de 10 millones de cabezas, de las cuales más de 200 mil se corresponden a Salta. De todos modos, dijo que desde el frigorífico Bermejo hay, y sin acuerdo con el Gobierno, una oferta de cortes económicos en sus carnicerías para los salteños. Citó como ejemplo el precio del sobaco a $36, 99, o el asado surtido a $28,99. Lo que hace más sombrío el panorama está relacionada con las sequías de las últimas dos campañas estivales en Salta: según estimaciones privadas, el rodeo bovino salteño estaría frente a una caída de entre el 30 y el 35 por ciento. Y la caída del stock repercutirá en los precios. Joaquín Elizalde, integrante del CREA – NOA y de la Sociedad Rural Salteña, indicó a El Tribuno que “esta situación responde a productores que dejaron de comprar animales o que tuvieron que vender”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here