Foto: Vove

Con la presencia de vecinos, el miércoles aprobaron la nueva norma que regula el uso y emplazamiento de antenas para telefonía celular en la ciudad, proyecto autoría del concejal PRO, Alberto Castillo.

El cuerpo de concejales aprobó en la sesión del miércoles un Proyecto de Ordenanza impulsado por el concejal Alberto Castillo (PRO).  En el recinto estuvieron presentes vecinos que se oponen a la instalación de las antenas por señalarlas como perjudiciales a la salud y al medio ambiente e informaron ante la aprobación del proyecto, que llevarán la situación a la justicia.

El objetivo de la iniciativa según informó su autor es actualizar la norma que regula la instalación y mantenimiento de las estructuras soporte de antenas para teléfonos celular y radiocomunicaciones y sus infraestructuras asociadas ubicadas en el ejido municipal.

Durante el análisis particular del Proyecto, los ediles aprobaron los cuatro primeros artículos, estableciendo los objetivos de la normativa, las definiciones y los procesos de habilitación. Fijándose además que las empresas prestatarias de los servicios tendrán la obligación de brindar WIFI gratuito al menos en un espacio público.

Posteriormente, la sesión debió levantarse por falta de quorum. Por ello, el secretario Legislativo, Gerónimo Amado, hizo lectura del artículo 108 del Reglamento Interno, el que hace referencia a lo normado ante esta situación, detallando: “Después de votarse en general cualquier asunto o después de considerarse uno o más artículos en particular, no se podrá levantar la Sesión antes de quedar votado definitivamente aquel. Si un asunto quedase pendiente deberá ser tratado en forma preferente en la Sesión siguiente”.

Alberto Castillo

Durante el tratamiento del proyecto, el concejal PRO se refirió al análisis que obtuvo en las distintas Comisiones: “En mayo realizamos una Reunión Ampliada de la que participó el Jefe del Departamento de Ingeniería en Telecomunicaciones de UCASal, Ing. Roberto Daniel Breslin, con quien analizamos los procedimientos, habilitación y controles que se realizan en estos equipos. Además, se llevó a cabo un Plenario, oportunidad que permitió que funcionarios del ENACOM y representantes de las empresas de telefonía explicarán la necesidad de mejorar la conectividad en la ciudad. Otra de las instancias, en junio, permitió escuchar a vecinos y a profesionales de la UNSA y la UCaSal”.

Ediles en contra

La concejal Cristina Foffani (PO), quien se refirió a la Ley N° 25675-General de Ambiente, argumentó que su vigencia es una restricción para la instalación de antenas. “En ella se plantea el principio precautorio que significa que cuando haya peligro de daño grave e irreversible, la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente, como sucede con los estudios de la radiación no ionizantes que no son concluyentes”, señaló.

Al referirse a la propuesta, la concejal Lihué Figueroa (PV) consignó: “En su redacción tiene mucho gris, cuestiones ambiguas, que no están determinadas. Tenemos una normativa vigente más completa, en donde se solicitan todos los estudios necesarios para la instalación”.