El ex presidente de Perú Alan García fue detenido en la mañana de este miércoles por la Policía Nacional de forma preliminar y por un plazo de 10 días.

Según los medios peruanos, García fue internado en el Hospital Casimiro Ulloa, de Lima, luego de que se disparara al momento de su detención, tras encerrarse en una habitación al percatarse de la presencia policial.

“Con especulaciones no se priva a personas de la libertad, ni siquiera de manera preliminar. A mí me parece que eso sería una gran injusticia, aunque las hemos visto últimamente”, habiá comentado el ex mandatario.

El otrora mandatario es investigado por el escándalo de Odebrecht que ya tiene a cuatro ex presidentes del país vecino investigados: Ollanta Humala, Alejandro Toledo, Pedro Pablo Kuczynski y ahora se suma García.

Además de la orden de detención del lider aprista, también se ordenó hoy la detención de su ex ministro de Presidencia, Luis Nava.

La causa en contra de García y Navas explotó luego de que la Fiscalía detectara que el ex ministro habría recibido -entre 2006 y 2011- más de cuatro millones de dólares por parte de Odebrecht para la adjudicación de las obras de la Línea 1 del Metro de Lima.

Dichas transacciones fueron descubiertas en la Caja 2 de Odebrecht, la cuenta oculta con la que la empresa brasileña pagó millonarios sobornos en una docena de países de Latinoamérica, según relevó el domingo IDL-Reporteros.

En su última entrevista con RPP, publicada este martes, García había manifestado que “hay una obsesión, ‘si todos están, ¿por qué él no?, métanlo a la cárcel, háganle algo’, pero todavía hay leyes. ¿Tanto trabajo les cuesta haber tenido un presidente que no roba?”.