El diputado provincial Antonio Hucena, a quien renunciaran hace poco de la presidencia del bloque del PJ, declaró que la suba de impuestos posterior al paro extorsivo de la policía es para “mantener el orden y la paz social de la provincia” y que los superpoderes están dramatizados.
De una semana a otra los villanos con superpoderes se convirtieron en los héroes que salvaron a Salta de la debacle generada por ellos mismos a nivel nacional.
La modificación del código procesal penal en Salta ya no se discute, es un hecho, por más marchas de repudio que se organicen. Lo que causó cierta molestia para la población, para el diputado oranense: “Los súper poderes están muy dramatizados”.
Respecto al aumento del 50% y su repercusión en los impuestos de los salteños (450 millones extra), dijo que “esta reforma que vamos a tratar, va a permitir mantener el orden y la paz social de la provincia porque se va a poder cumplir con un pedido que estaba pendiente y que fue parte de un efecto contagio de otras provincias”.
Ante esta respuesta puede recordarse la pancarta tucumana que decía “policía con aumento reprime más contento”. Algo que venimos repitiendo con cierta constancia porque es necesario, porque la policía ha demostrado en los últimos años que su incremento en efectivos y tecnología no se corresponden con una disminución del crimen, del narcotráfico, de la violencia.
Más policía y mejor paga no implica más seguridad, eso, con el tiempo se podrá constatar, todavía es muy pronto. Todavía hay muchos que tienen fe en el color azul.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here