Imagen alusiva.

“Aguas del Norte es el principal enemigo de la ciudad” acusó la concejal Socorro Villamayor y denunció que “cada vez que la Municipalidad decide repavimentar una calle  inmediatamente aparece el depredador para destruirla”.

La concejal Socorro Villamayor cargó duramente contra la compañía estatal de aguas por las condiciones en las que presta el servicio y, sobre todo, por la forma que realiza las tareas de mantenimiento en las calles de la capital provincial.

“Aguas del Norte es el principal enemigo de la ciudad” acusó la edil y denunció que “cada vez que la Municipalidad decide repavimentar una calle  inmediatamente aparece el depredador (por la empresa de aguas)  para destruirla”.

El nuevo protocolo suscripto entre la compañía provincial y la administración comunal  establece un trabajo conjunto para realizar los arreglos en cañerías: Aguas del Norte realiza una reparación y la Municipalidad se encarga del pavimento y factura ese servicio.

Pero Villamayor advirtió que Aguas del Norte “está acostumbrada a que se acumulen  las deudas y al momento en el que el municipio va a cobrar, Esteban Isasmendi (titular de la compañía) responde que la empresa está en déficit como en el último periodo de compensación en el que la deuda ascendía a  $3.600 millones”.

Finalmente, la concejal anticipó que presentará un proyecto para que el Procurador inicie las acciones correspondientes. “Y si no cumplen iré a la justicia” amenazó.