Finalmente quedó sin efecto la licitación por $29 millones que buscaba habilitar un nuevo espacio para el depósito de residuos.

Pese a los informes de la justicia y a la falta de capacidad del sumidero municipal, entre las últimas medidas de la gestión saliente, figura la anulación de la compra de la geomembrana para la habilitación de la cuarta trinchera. La licitación, cuyo presupuesto oficial autorizado era de $29 millones, tenía como objetivo aumentar la capacidad del vertedero, dado que hace un año funciona por encima de sus posibilidades.

Mediante la resolución 3.042, la subsecretaría de contrataciones dejó sin efecto la licitación por pedido expreso del subsecretario de Ambiente y Servicios Públicos, Normando Zúñiga. En 2017 ya hubo un antecedente: Por entonces se interpretó que la compra de la geomembrana «no se encuentra justificado jurídicamente que corresponda a esta Municipalidad». En cambio, la operación correspondería la empresa Agrotécnica Fueguina.

Desde el tribunal de cuentas, en cambio, aseguraron que la licitación quedó sin efecto porque las ofertas fueron presentadas en dólares. Asimismo, explicaron que la construcción de la cuarta trinchera, como obra integral, corresponde al municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here